¿Cómo funciona el acceso a la educación superior en el extranjero?

1
947

“En general, el uso de pruebas estandarizadas nacionales es muy limitado”. Así lo expresa un informe del Centro de Estudios del Ministerio de Educación, donde analiza diferentes sistemas de acceso a la educación superior en el mundo.

Lo anterior, en miras a uno de los desafíos más importantes que establece la Ley de Educación Superior, promulgada en 2018: la creación e implementación de un nuevo sistema de acceso a las instituciones de educación superior -que será administrado por la nueva Subsecretaría de Educación Superior- y que entrará en funcionamiento para los procesos de admisión en 2021.

En concreto, se trata de un análisis del Ministerio de Educación, realizado durante 2019, que cobra especial relevancia luego del boicot a la Prueba de Selección Universitaria (PSU), que generó el cierre de varios locales por manifestaciones contra la medición e incluso obligó ayer a la inédita suspensión de la prueba de Historia tras la filtración de su contenido horas antes de su rendición.

La revisión del Mineduc, que detalla los casos de Alemania, Australia, Brasil, Canadá, Finlandia, Francia, Hungría, Reino Unido y Turquía, explica que “los requisitos de ingreso suelen ser diversos, ya que aún cuando en algunos países existe un instrumento principal, este suele complementarse con otros” y, además, destaca como un aspecto común que las instituciones de educación superior suelen añadir sus propios requisitos según la carrera.

El requisito de ingreso más frecuente en esta revisión es el egreso de la educación secundaria, que se operacionaliza como la calificación del examen de egreso de este nivel educativo o el ranking de calificaciones en el que el estudiante egresó. No obstante, cada uno tiene sus matices.

Australia

En el principal país oceánico, el instrumento base sobre el cual está diseñado el sistema de acceso es el ATAR (Australian Tertuary Admission Rank), el cual corresponde a un indicador de ranking según el cual cada estudiante recibe un puntaje que refleja su posición respecto a los demás estudiantes de su misma cohorte.

Pese a que el ATAR es el elemento central del sistema de admisión, las universidades están facultadas para utilizar criterios adicionales como entrevistas, portafolios, cuestionarios y declaraciones de interés.

Alemania

La mayoría de los países analizados tienen como primer requisito la calificación del examen de egreso de la educación secundaria, como es el caso de Alemania, donde es necesario que los estudiantes cuenten con una “calificación de ingreso a la educación superior” (Hochschulzugangsberechtigung o HZB).

Comúnmente, corresponde al bachillerato o Abitur, el cual es un diploma que se obtiene luego de exámenes que deben rendir quienes deseen asistir a la universidad o college, una vez que han finalizado los estudios secundarios en el Gymnasium.

Este examen consta de cuatro a cinco componentes (en casi todos los Estados, tres exámenes escritos y uno oral), y considera también el rendimiento en clase de todas las materias durante los últimos dos años de educación secundaria superior.

Hungría y Finlandia

En la misma línea, tanto Hungría como Finlandia tienen también como primer requisito de acceso a la educación superior el examen de egreso de la educación secundaria (Bachillerato para Finlandia).

En Hungría es obligatorio para el ingreso a cualquier institución, mientras que en Finlandia lo es solo para estudiantes que cursaron la educación secundaria general, pero no para quienes estudiaron en la educación secundaria vocacional, aunque podría ser igualmente un requisito en algunas universidades a las que un postulante egresado de secundaria vocacional quisiera ingresar.

También países como Hungría, cuyo sistema de acceso funciona con asignación de puntaje, otorgan ciertos puntos en función del lugar de egreso de los postulantes.

Francia

En el caso de Francia, el principal requisito de postulación a las instituciones de educación superior es obtener un título de Bachelor (BAC, equivalente a la licenciatura de enseñanza media).

Posteriormente, los estudiantes se inscriben y postulan a las instituciones por medio de la plataforma “Parcoursup”, las cuales evalúan las solicitudes en función de la formación previa y las habilidades del postulante; estas solicitudes pueden ser aceptadas o rechazadas. No obstante, cabe destacar que las instituciones también pueden solicitar requisitos adicionales, lo que se da con las instituciones privadas y las grandes ecoles que son altamente selectivos.

Reino Unido

En Reino Unido, los estudiantes al finalizar su educación secundaria deben contar con su General Certificate of Secundary Education (GCSC) y Certificate of Education at advanced level (GCE A-Levels). Los GCSE son calificaciones que toman los jóvenes de 14 a 16 años en determinadas asignaturas, y son empleadas por muchas instituciones de educación superior como requisitos para postular. Además, los estudiantes también deben cursar y rendir el GCEA-levels, que actúa como nivel preuniversitario.

No obstante, algunas universidades (como Cambridge y Oxford, entre otras), colleges e incluso algunas carreras, aplican exámenes de admisión específicos como requisitos de admisión, junto con las calificaciones obtenidas en GCSC y GCE levels-A.

Canadá

En Canadá, si bien no existe el uso de pruebas estandarizadas a nivel nacional para acceder a las instituciones de educación superior, es posible señalar que, particularmente en Ontario, en la mayoría de los casos, tanto para universidades como para colleges, se requiere del Ontario Secondary School Diploma (OSSD) o equivalente.

Por ejemplo, la Universidad de Toronto establece requisitos mínimos de admisión de acuerdo con la provincia de la cual proviene el solicitante, además de aquellos requisitos adicionales que establece el área de estudio seleccionada. En el caso de los estudiantes de secundaria de Ontario, los requisitos mínimos son: el Ontario Secondary School Diploma (OSSD) con seis asignaturas de grado y el MCV4U (curso de cálculo y vectores) para programas con el requisito previo de cálculo.

En el resto del país, los requisitos los indican las instituciones, aunque mayoritariamente consideran las notas de educación secundaria junto con cartas de recomendación y/o entrevistas.

Brasil

Brasil es uno de los países que -de forma similar a Chile- aplica pruebas nacionales estandarizadas, un caso que el análisis del Mineduc señala como un método poco frecuente. Allí los estudiantes deben rendir un examen nacional estandarizado llamado ENEM y luego registrarse en el Sistema de Seleção Unificada (SISU).

El ENEM se usa para acceder a programas de diferentes grados académicos: Bacharelado (3 a 6 años); Licenciatura (3 a 4 años) y Tecnología (2 o 3 en formación técnica). Por otro lado, existe un segundo examen estandarizado denominado Vestibular, el cual es mayormente empleado por las instituciones privadas, las que emplean una mayor diversidad de criterios de selección.

Turquía

En Turquía, los estudiantes que desean acceder a la educación superior deben solicitar rendir el examen para instituciones de educación superior (YKS), que es llevado a cabo cada año por el Centro de Medición, Selección y Colocación (ÖSYM). Dicho examen se ejecuta en dos etapas: la primera, es la Prueba de Competencias Básicas (TYT) que tiene por objetivo medir el pensamiento lógico, razonamiento, evaluación y habilidades de resolución de preguntas basadas en pensamiento.

En esta etapa los candidatos solo pueden elegir instituciones de dos años. La segunda etapa corresponde al Examen de Calificación de Campo (AYT), cuyas preguntas provienen del plan de estudio de los últimos cuatro años de la escuela secundaria, y es requisito, junto con la primera etapa, para inscribirse en una universidad de cuatro años. Este requerimiento se complementa con los promedios de calificaciones de los estudiantes durante la escuela secundaria.

Fuente: Biobío Chile.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here