¿Cómo será la vuelta a clases tras un año de pandemia en Chile?

0
156
Agencia Uno

POR FERNANDA MONASTERIO BLANCO EN PAUTA.CL

Para el 1 de marzo está dispuesto el retorno a clases. ¿Qué medidas deberán tomar los establecimientos para garantizar que los riesgos de contagio y propagación del covid-19 sean los mínimos?

El 40% de los establecimientos de educación escolar en Chile se encuentran preparados para recibir de forma presencial a todos sus estudiantes, todos los días, una vez que las clases vuelvan a comenzar en marzo de este año.

Según la información recabada por el Ministerio de Educación, a partir de los planes entregados por los mismos establecimientos al organismo, “la mitad de este grupo lo hará en jornada regular y el resto lo hará implementando medias jornadas”.

Además, el 57% de las escuelas rurales contempla clases presenciales para todos sus estudiantes, todos los días. En dicho grupo, dos de cara tres establecimientos tendrán jornadas regulares y el tercio restante optó por medias jornadas.

En cambio, solamente tres de cada 10 establecimientos urbanos retomarán las clases presenciales todos los días para todos los estudiantes.

Sobre la jornada escolar

Fue a comienzos de noviembre del año pasado cuando el ministro de Educación,Raúl Figueroa, confirmó que el año escolar comenzaría el 1 de marzo del 2021. Señaló que “la presencialidad [estaría] como regla general”.

Tras meses desde este anuncio, el Ministerio de Educación ya ha propuesto una serie de lineamientos y recomendaciones para que sigan las escuelas. Eso sí, queda en manos de cada establecimiento concretar las medidas.

En primer lugar, se detallan las medidas referentes a la organización de la jornada escolar:

  • Se recomienda establecer horarios diferidos para entradas y salidas de clases según los distintos ciclos o niveles.

  • Implementar horarios diferidos de recreos por ciclos o niveles.

  • Definir capacidad máxima del uso de baños, asegurando un distanciamiento social de al menos un metro.

  • Organizar también las salas de clases y espacios comunes para asegurar un distanciamiento físico de al menos un metro.

  • Evitar la concentración de más de 50 personas en un espacio abierto o cerrado, o -en su defecto- asegurar el cumplimiento del distanciamiento físico recomendado.

  • Demarcar líneas de espera con distanciamiento físico.

  • Informar a la comunidad educacional sobre las medidas que se adoptarán en el establecimiento.

  • Evitar reuniones presenciales de padres y apoderados.

  • No se exigirá control de temperatura en los establecimientos educacionales, pero se recomienda a los padres monitorearla en sus casas antes de ir al colegio.

Medidas preventivas

La guía del ministerio también entrega directrices sobre las medidas de prevención que se deberán aplicar para reducir al mínimo las posibilidades de contagio.

  • Ventilar salas de clases y espacios comunes cerrados al menos tres veces al día.

  • Eliminar los saludos que impliquen contacto físico.

  • Disponer de alcohol gel en salas de clases y pasillos.

  • Implementar rutinas de lavado de manos.

  • Retirar con frecuencia la basura y cambiar las bolsas plásticas que hay en cada contenedor.

  • Limpiar y desinfectar -al menos dos veces al día- todas las superficies de contacto.

  • Establecer normas de convivencia y comunicarlas a la comunidad escolar.

Sobre esto, Carlos Díaz, presidente nacional del Colegio de Profesores, comenta a PAUTA que existen también otros puntos que se deben tener en consideración si se planea retornar a clases “no obstante no estén las condiciones”.

“La vacuna no es lo único a considerar. Nos importa tener una pandemia controlada, donde haya cifras de control con respecto a esta pandemia. […] También hemos dicho que es necesario un plan de transporte, que sea efectivo y que venga a resolver lo que pueda ser un tremendo foco de contagio como es el transporte público”, indica Díaz.

00:50

Por otra parte, Javiera Horta, directora general de Enseña Chile, comenta que “si se cumplen los requisitos sanitarios según lo establecido por el Ministerio de Salud, y además existen las condiciones adecuadas para que los equipos docentes puedan trabajar de forma segura y sustentable, me parece positivo recuperar el espacio que la sala de clases cumple en la vida de nuestros y nuestras estudiantes, que no solo se limita a los aprendizajes académicos sino también a un espacio de socialización, de esparcimiento, inclusive de alimentación y salud en sectores más vulnerables, entre otros”.

“Durante el 2020 las comunidades escolares se adaptaron lo mejor que pudieron a un escenario que nunca antes habían enfrentado, y sin desconocer los tremendos aprendizajes e innovaciones que lograron, hay ciertos elementos del proceso de enseñanza-aprendizaje que no se pueden trasladar al ambiente digital, sobre todo considerando a aquellos sectores donde los espacios en casa no son los adecuados o de lleno ni siquiera existe acceso a internet”, agrega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here