Diagnóstico y Data: claves para la educación del 2022

0
205

Medición de la educación

3 millones de niñas, niños y jóvenes partieron las clases luego de 2 años en que la educación cambió de forma radical. Sin embargo, el cambio no termina aquí, ya que la incertidumbre y las distintas situaciones que han afectado a la educación en el último tiempo, siguen estando vigentes. Por ejemplo, el Ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, habló sobre replantear la jornada escolar completa, cuando se acaba de volver a la presencialidad.

Sin embargo, una de las certezas de este año, informadas en el documento para la planificación del año escolar 2022, es que se deberán realizar diagnósticos que permitan conocer el estado actual de los estudiantes, y establecer una medición a mediados y final de año.

Es por eso que desde Es por eso que desde el Ministerio de Educación, por medio de la Agencia de la Calidad de la Educación, se implementó un proceso de diagnóstico integral, que permite realizar diagnósticos disponibles para las distintas Instituciones

Hasta segundo básico, se utilizan los diagnósticos oportunos Dia+, por medio de los cuales, se conocen las habilidades lectoras y matemáticas de los niños y niñas, midiendo en una unidad básica la capacidad de identificar, comprender y resolver los ejercicios. Según la compañía creadora de Dia+, Colegium, las plataformas Dialect (para lenguaje) y Diamat (para matemáticas) también entregan sugerencias pedagógicas según el nivel.

Por otro lado, desde ese nivel hasta cuarto medio, se disponibilizó la plataforma DIA, o Diagnóstico Integral para la Educación. Esta es una herramienta de evaluación voluntaria, a la que los establecimientos pueden acceder inscribiéndose en la página.

En el mejor de los casos, los diagnósticos deben ser aplicados en tres momentos del año escolar:

  • Al inicio: Diagnóstico.
  • A la mitad: Monitoreo Intermedio.
  • Y al finalizar el año: Evaluación de Cierre.

Todo esto “con el propósito de recoger información sobre el aprendizaje en distintas asignaturas y en el área socioemocional de los y las estudiantes. En complemento con los datos internos que generan las escuelas, espera contribuir a que los equipos directivos y docentes tomen decisiones de manera oportuna y pertinente”, explica el Ministerio de Educación de Chile en su página web.

Finalmente, existe una mayor necesidad de estar más conectados con su propia información, por medio de la revisión de los datos obtenidos, para la toma de decisiones. Para esto, cada colegio ha debido organizar su información, por medio de la tecnología o de forma manual.

De hecho, la tecnología Big Data se está utilizando en cientos de colegios en Chile, por medio de plataformas como Radar Escolar. Esta última, integra y sincroniza información generada por el establecimiento a través de cualquier sistema de gestión e información escolar, y permite revisar los resultados oficiales, actuales e históricos del colegio en base a los datos públicos, como así mismo aquella proveniente de sistemas de información abiertos y centralizados cómo el SIGE, SIMCE, PTU, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here