Empresa nacional busca solucionar el problema con uso de WhatsApp

0
135

WhatsApp Escolar

Un 53% de los escolares desconoce los protocolos para prevenir situaciones de maltrato, acoso escolar o violencia, cifra que la startup nacional Kimche busca revertir con el uso de herramientas tecnológicas como WhatsApp.

Hoy el uso de las redes sociales alcanza a un 92,8% de los chilenos, siendo WhatsApp y Facebook las plataformas preferidas por los usuarios, lo que motivó a la EdTech chilena a crear un sistema de alerta e información para estudiantes y apoderados bajo el alero de la App de mensajería instantánea.

Las primeras semanas de clases han estado marcadas por el aumento de la violencia escolar, donde las denuncias tanto dentro como fuera de los establecimientos educacionales junto con el ciberacoso, se incrementaron exponencialmente. Según datos de la Superintendencia de Educación (Supereduc), un 30% de las denuncias recibidas al 30 de marzo corresponden a casos de agresión, aumentando en un 22% en relación a 2019.

Esta alta cifra evidencia el cambio en la convivencia escolar luego de casi dos años en que los niños y jóvenes estuvieron en clases remotas producto de la pandemia del coronavirus. “Perder la posibilidad de socializar y comunicarse entre pares de forma cotidiana ha sido uno de los factores claves de este fenómeno. Hay que tomar en cuenta que han estado aislados y muchos bajo presión y estados de preocupación. Todo esto impacta en la salud mental de los escolares, andan más angustiados, ansiosos y desmotivados, lo que puede desencadenas actitudes violentas”, así lo explica Loreto de la Vega, directora de educación en Kimche.

La mayoría de los establecimientos han presentado en mayor o menor grado algún caso de este tipo. Uno de los más mediáticos fue el que ocurrió en el Liceo Industrial Benjamín Franklin de Quinta Normal, que recibió una amenaza de tiroteo masivo. Otra situación que encendió las alarmas fue el llamado a una agresión sexual en grupo organizada por estudiantes del Liceo José Victorino Lastarria de Providencia en contra de alumnas de otros liceos.

Estas situaciones han obligado a directivos, docentes y a las diferentes comunidades escolares a trabajar en estrategias que prevengan estos hechos y permitan mejorar la convivencia. “Se ha hecho imperioso implementar protocolos y planes oficiales ante situaciones de esta magnitud y comunicarlos correctamente a estudiantes y apoderados”, añade Loreto de la Vega.

Apoyo esencial de la tecnología

En este contexto, sorprende descubrir que el 53% de los estudiantes desconoce los protocolos para prevenir situaciones de maltrato, acoso escolar o violencia entre miembros de la comunidad educativa y esa cifra se eleva a un 59% cuando se trata de los padres y apoderados.

De ahí la importancia que los establecimientos no solo establezcan medidas e implementen procesos, sino que también los promuevan al interior de la comunidad escolar. Comunicar correctamente los protocolos y planes oficiales vigentes en relación a la convivencia escolar es esencial para educar y prevenir esta compleja situación al interior de los colegios.

Es en esta instancia que la startup nacional Kimche viene desarrollando estrategias para simplificar procesos pedagógicos y administrativos, utilizando inteligencia artificial y nuevas tecnologías. Tal es el caso de WhatsApp Escolar, herramienta que permite a la planta directiva y académica comunicarse con la comunidad escolar a través de mensajes personalizados y generar alertas inmediatas; esta información oficial elimina los chat grupales, donde el docente debe entregar su celular personal, e incluso es más conveniente que utilizar WhatsApp Business.

Tomando en cuenta que esta aplicación de mensajería tiene una alta penetración en el país y una tasa de apertura del 98%, se transforma en un canal práctico y efectivo para enfrentar diversas situaciones e impactar en la comunidad de manera directa.

¿Cómo funciona?

 

WhatsApp Escolar informa a estudiantes y apoderados de forma oficial, segura y sin límites de caracteres. Se entrega el mensaje de forma directa a los apoderados y estudiantes desde un número institucional (lo que evita la exposición del número personal de los profesores) y queda registro de lo que se comunicó, quién lo leyó y cuándo, dando la posibilidad de segmentar a los receptores. De esta manera, se puede ayudar a prevenir hechos de violencia al dar a conocer los protocolos de acción, generando confianza en la comunidad y bajando los niveles de ansiedad ante un hecho en particular.

La preocupación de Kimche por el tema los llevó a crear un kit de convivencia escolar con infografías que buscan reforzar los planes de gestión difundidos por la Supereduc dirigidos a los diferentes públicos de los establecimientos académicos: profesores, estudiantes y apoderados. Este material práctico está a disposición de cualquier persona interesada en compartirlos en su comunidad educativa (solo se deben descargarlo desde la web; https://www.kimche.co/kit-acoso-escolar/) con el objetivo de promover el buen trato, el respeto y prevenir cualquier manifestación de violencia entre sus integrantes.

SOBRE KIMCHE

La creación de Kimche se remonta al año 2017, cuando Sebastián Arentsen comenzó a trabajar en un estudio de asistencia a clases en un colegio particular subvencionado y descubrió que existía un enorme espacio para desarrollar soluciones tecnológicas en la administración educacional. Así comenzó el camino de la edtech –en el Centro de Innovación UC–, que actualmente ofrece servicio de Big Data y formación online que facilita el uso de datos para la toma de decisiones pedagógicas de las instituciones educativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here