Profesores perciben mejoras en el proceso de enseñanza aunque reportan significativos problemas de salud mental

0
206

En la segunda encuesta desarrollada por Elige Educar en tiempos de educación a distancia, los maestros declararon utilizar más plataformas tecnológicas y lograr mayor interacción con los estudiantes. 

Sin embargo, 44% de los docentes auto-reportaron problemas en su salud mental generados durante este periodo.

Una encuesta desarrollada a más de cuatro mil docentes, educadores de párvulos y directivos de todo el país, evidenció el estado del proceso de educación a distancia. Si bien los profesores afirman estar usando más plataformas tecnológicas y perciben mayor interacción con los estudiantes respecto a una primera encuesta desarrollada por Elige Educar en abril y mayo de este año; durante los últimos meses de pandemia, un 44% auto-reportó dificultades en su vida cotidiana que dan cuenta de síntomas “indicativos de presencia de psicopatología”, mientras que un 25% mostró “sospecha de psicopatología”.

En esta misma línea, frente a las nuevas condiciones, un 77% de los profesores señala estar “estresado” y “muy estresado”, registrando un alza de 24 puntos porcentuales en relación al primer sondeo realizado por Elige Educar. Estos índices de estrés son aún mayores en aquellos docentes con menos años de experiencia.

“El estrés manifestado por los profesores en general y en particular con los noveles a través esta encuesta, es un llamado de alerta para el sistema educativo. La salud mental de los maestros es un bien en sí mismo y, además, un elemento esencial para que también puedan ser un soporte socioemocional de sus estudiantes y dar continuidad al aprendizaje. Por esto, creemos relevante ofrecer más apoyo en salud mental y desarrollo socioemocional docente, y brindar más herramientas a los equipos directivos para abordar este desafío. Asimismo, es esencial reforzar el acompañamiento a los profesores en sus primeros años de ejercicio, quienes son los con más probabilidades de desertar de la profesión. Esto es particularmente importante considerando que ya existe un déficit proyectado de 32 mil profesores idóneos al año 2025, el que podría aumentar debido al estrés en este contexto”, explicó Joaquín Walker, director Ejecutivo de Elige Educar.

Para esta medición se utilizó la Escala de Salud de Golberg, instrumento validado por el Ministerio de Salud para pesquisar problemas en la salud mental en la población mayor de 15 años. En el sondeo, se detectaron como principales síntomas de los educadores: agobio o tensión (87%), alteración del sueño (83%), dificultad para  disfrutar sus actividades diarias (72%), disminución de su felicidad (67%) y falta de concentración (62%).

Frente a la pregunta sobre los efectos que ha tenido la pandemia en su vida personal, 7 de cada 10 maestros señaló que la nueva modalidad de trabajo ha “afectado” y “afectado bastante” su vida personal, siendo las mujeres quienes resultan más perjudicadas con un 80%.

Aspectos positivos del proceso de educación remota 

Desde el cierre temporal de los establecimientos educativos, los encuestados destacan dos aspectos positivos del quehacer docente en tiempos de pandemia. Un 68% cree que “los apoderados valoran más mi trabajo” en el proceso de educación a distancia, mientras que el 88% señala estar “innovando en sus prácticas pedagógicas”, dándose aún mayor innovación en Educación Inicial.

Respecto a los recursos utilizados para realizar sus clases, los profesores declararon entregar el material a estudiantes y apoderados –al menos una vez a la semana– vía correo electrónico (82%) o Whatsapp (79%). En tanto, plataformas como Google Classroom o Zoom registraron el mayor incremento respecto a la medición realizada anteriormente, pasando del 48% a un 75% en los últimos meses.

Consultados por la metodología utilizada en sus clases a distancia, un 48% de los docentes afirmó realizarlas en vivo con interacción de los estudiantes, cifra que aumentó 32% respecto a los meses de abril y mayo. Esta posibilidad se da con mayor frecuencia en establecimientos particulares pagados y particulares subvencionados, con un 85% y 55% –respectivamente–. En contraposición, un 53% de los docentes de establecimientos rurales, entrega guías y otros recursos pedagógicos como principal método de enseñanza.

“En este inédito contexto, desde la sociedad civil, el mundo académico y político, debemos apoyar la adaptación, procesos de formación y aprendizaje a la educación remota y semipresencial, pues es probable que continúe esta modalidad, la que afecta en mayor medida a estudiantes de contextos de mayor vulnerabilidad social”, sostuvo el director Ejecutivo de Elige Educar.

PROPUESTAS DE ELIGE EDUCAR A PARTIR DE LA ENCUESTA:

Proteger la salud mental de los maestros
Potenciar el liderazgo directivo  
Priorizar a los estudiantes en contextos de vulnerabilidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here