Solo uno de cada seis países garantizará acceso universal a la educación en 2030

0
76
 En África subsahariana apenas el 40% de los jóvenes completará la escuela secundaria.

Fuente: El Espectador

En África subsahariana apenas el 40% de los jóvenes completará la escuela secundaria.

El mundo esta fracasando en alcanzar el objetivo de educación de la agenda de desarrollo global. Así lo ha advertido recientemente la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Al paso actual, sólo uno de cada seis países logrará alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible referente al acceso universal a una educación de calidad para el fin de esta década, lo que significa que hacia 2030 unos 84 millones de niños y jóvenes seguirán sin asistir a la escuela.

Para dar esta alerta, la agencia recopiló datos del 90% de sus Estados miembros y proyectó un aumento en el porcentaje de estudiantes con habilidades básicas de lectura al final de la escuela primaria, que pasaría del 51% en 2015 al 67% en 2030. Pese al dato positivo, 300 millones de niños y jóvenes continuarán careciendo de esas habilidades, fundamentales para tener mejores empleos y oportunidades. En la Agenda 30, los países se comprometieron a alcanzar un nivel educativo de secundaria para todos.

Puede ver: En Afganistán las niñas no van al colegio hace 300 días, ¿por qué?

Sin embargo, poco más del 15% de las naciones cumplirá el compromiso. En África subsahariana apenas el 40% de los jóvenes completará la escuela secundaria. La UNESCO hizo un llamado a los gobiernos a que redoblen los esfuerzos para cerrar las brechas y priorizar el financiamiento de la educación. “Esta es la única forma de responder a las necesidades identificadas y crear un pacto verdaderamente transformador”, apuntó la subdirectora del organismo, Stefania Giannini.

La pandemia de covid-19 dificultó como nunca el camino hacia esa meta, en especial con el cierre de las escuelas que se declaró en casi todo el mundo, que además del impacto en la educación, se ve también reflejado en la economía. “A escala mundial, representarán una pérdida acumulada de riqueza para la actual generación de escolares de unos 21 billones de dólares. La estimación anterior en 2021 era de 17 billones de dólares, por lo que la situación ha seguido empeorando en el último año”, detalló la UNESCO.