10 aprendizajes en la Comunicación y Educación del siglo XXI

0
21

Un martes de octubre, que parecía más de invierno que de primavera, más de 60 niños, niñas y jóvenes (NNJ), junto a profesionales y académicos de la Comunicación y Educación nos reunimos para conocer las experiencias que NNJ han desarrollado en el campo. En total fueron cinco proyectos de distintas comunas de Santiago, a saber: Quinta Normal, San Bernardo, Pudahuel, La Pintana y Maipú. Relataron sus experiencias colectivas desde la Educación Básica a la Media, en soportes como la prensa, radio y cine, aunque con una mirada convergente, por cierto. Pero no todos los casos eran del mundo escolar, también se conoció una experiencia de una radio comunitaria. Entre los asistentes había también estudiantes de Putaendo, Quilicura y Pudahuel. Todo esto en el contexto del III encuentro de la Red De Comunicación y Educación (REduCom).

La frescura, espontaneidad, humor y profundidad de las presentaciones se combinaban en el habla de los expertos realizadores. Nos llevaban de una emoción a otra, de idea en idea pero siempre sintiendo que estábamos ante algo inédito y que abre un camino: los adultos escuchamos, miramos y aprendimos después de que NNJ se apropiaron de dispositivos y saberes de la comunicación generados por adultos.

Si tuviésemos que resumir los diez atributos centrales de III Encuentro REduCom, diríamos que en la Comunicación y Educación del siglo XXI:

  1. No solo cabe el desarrollo de capacidades comunicativas, hay muchos otros desarrollos y crecimientos en lo personal y social. Hay una transformación a partir de la puesta en común comunicacional que desborda lo mediático y lo formativo, envolviendo la(s) subjetividad(es).
  2. Los NNJ tienen una mirada ciudadana, salen en las presentaciones sus temas y preocupaciones por la convivencia social tanto en sus órbitas cercanas, locales como en lo público má general. No mencionan a las instituciones de la gestión política y sus agendas, pero si otras cuestiones como el medio ambiente, la migración y el consumismo.
  3. Cuando se dan espacios de expresión libre brotan sus propias subjetividades y experiencias grupales. Se sienten ahogados por la cotidianeidad del mundo adulto, se ven no considerados, y, al mismo tiempo, se sienten con mucho que compartir con sus pares y nosotros, pero sin tutelajes colonialistas ni represión. Sus presentaciones exudaban responsabilidad y compromiso.
  4. Se ven así mismos en forma distinta a como los perciben algunos adultos que siempre corrigen y encaran sin preguntar sus pareceres. No se sienten adultos chicos ni proyectos de, más bien, sujetos autónomos y responsables en sus esfuerzos educomunicacionales.
  5. Los medios parecen ser una excusa para rumbear en sus descubrimientos del mundo. Se concentran en conocer, prepararse para comunicar y así también crecer en dicho proceso. Lo importante no es el producto mediático, sino el proceso de construcción: divertido, enfocado, narrativo y técnico al comunicar sus mundos.
  6. Valoran el apoyo de los adultos, especialmente de sus profesores, pero echan de menos –algunos NNJ- una mayor comprensión de sus padres. Tal vez porque estas experiencias no se miden en el SIMCE, ni la PSU, aunque si contribuyen al desarrollo humano integral en que saberes, emociones y cuerpo se entremezclan al comunicar.
  7. Los temas y los continentes expresivos usados provienen de sus propias preocupaciones y cotidianidad. Son apropiaciones colectivas, pero no en forma enciclopédica, lineal. Al intentar comunicar operan más por el ensayo-error que por la mera internalización y sujeción cerrada a instrucciones. Aprenden construyendo comunicación.
  8. La actividad reticular y grupal es un eje muy valorado del trabajo educomunicativo. Es un espacio de cooperación y resolución de conflictos apreciado. Aprendieron a convivir en la producción simbólica y es una muy buena aproximación a la Formación Ciudadana de manera más cercana y desde los NNJ.
  9. Al relatar el mundo, lo hacen también relatándose ellos y ellas. Expanden su mundo al buscar expandir el alcance de su radio, como en el caso de una comuna poniente. Sus subjetividades se activan, cooperan y crecen en la construcción dialógica e intersubjetiva.
  10. Dicen que aprendieron del error, de los chascarros al aire, por ejemplo, y así se fueron enfocando poco a poco. Divirtiéndose a todo dar y también contactándose con su gente que los escucha en sus medios escolares y comunitarios. Desde la mismidad a la otredad…con fruición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here