2020: Un nuevo Amane-Ser

0
141
Identificarse es cuando escogemos un rasgo o característica de nuestra personalidad y nos hacemos uno con él.
.
Vamos desarrollando este proceso porque nuestro ego necesita instalarse en un rótulo que le permita manifestarse adquiriendo “identidad”. Con ello, estamos reduciendo nuestro potencial infinito de Ser, pues uno o más rasgos van encapsulando nuestra capacidad de trascender y explorar la vida, ya que debemos responder a la imagen con que nos hemos fusionado.
.
«Yo soy así”, “soy depresivo…”, “es un borracho, infiel, egoísta”, “es un santo”. El asociar una condición (estar) con la identidad del SER es una de las razones poderosas que nos lleva a nuestra incapacidad de aprender y explorar más allá de los límites que nos hemos puesto.
.
L@s profesores vivimos la constante incoherencia de creer que los seres humanos tenemos un tremendo potencial por desarrollar, pero identificamos a nuestros estudiantes desde sus límites o virtudes: “es muy desordenado», «es generoso», «es irresponsable», «es mateo».
.
Qué duda cabe que esa mirada se instala en la relación y dejamos de mirarnos como seres idénticos, hijos del mismo Infinito. No somos ni así ni asá; requerimos de la apertura de quien nos mira para no renunciar a la tarea de conocernos en todas nuestras dimensiones a través de los desafíos que nos ofrece la vida.
.
Parte un nuevo año, una nueva década, para los chinos, el 25 de enero, parte un nuevo ciclo con el año de la rata de metal. Un año y una década que viene cargadas de incertidumbres, de no saber. Los paradigmas han cambiado. Sin duda, una tremenda oportunidad para vaciar de significado los tiempos que llegaron y llenarlo de vivencias que nos develen la grandeza divina que es el único SER que vive en ti.
.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here