54 mil alumnos asisten a colegios que han anunciado convertirse en pagados

0
3

Imagen-unnamed-2-820x385Según el Mineduc, ya hay 37 establecimientos que anunciaron su traspaso, lo que significa una matrícula de 25.628 estudiantes. Hay otras 50 instituciones que, de manera informal, han dicho que podrían realizar el trámite. Allí, hay más de 28.577 inscritos.

Por M. Bustos y F. Guzmán. LA TERCERA.

Hace algunos días, en la Comisión de Educación de la Cámara, el secretario ejecutivo de la reforma educacional, Andrés Palma, señaló que hay 37 recintos (cuya matrícula alcanza a 25 mil alumnos), entre colegios y jardines, que ya habían anunciado su cambio de régimen. Pero habría otros 59 establecimientos que pasarían a ser pagados, según datos no oficiales que manejaba la cartera al 9 de junio. Ambos grupos, en total, tienen una matrícula de 54.205 alumnos.

Para Hernán Herrera, presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares de Chile (Conacep), “el Mineduc no tiene conciencia de que hay 10 mil padres que se verán forzados a irse de sus colegios porque ya no podrán pagarlo, es una situación grave. Ellos ya están siendo afectados por la reforma”.

La mayoría de los establecimientos que estarían pasando a ser particulares son del norte del país, desde donde organizaciones de sostenedores y apoderados ya han señalado su preocupación por la imposibilidad de llevar a cabo el proceso de traspaso a una fundación sin fines de lucro, por el alto costo que esto conlleva.

De acuerdo a Jorge Lawrence, presidente de la Coordinadora de los Colegios Particulares Subvencionados del Norte (Copanor), la situación es crítica. Sin embargo, según Lawrence, “desde el ministerio nos han dicho que están esperando el 30 de junio, que esto es una crisis artificial y que aguardan a que terminen los plazos legales para hacer control de daños”.

Mañana vence el plazo para que los colegios subvencionados avisen al Ministerio de Educación (Mineduc) si pasarán a ser particulares pagados, en el marco de la Ley de Inclusión.
Hace algunos días, en la Comisión de Educación de la Cámara, el secretario ejecutivo de la reforma educacional, Andrés Palma, señaló que hay 37 recintos (cuya matrícula alcanza a 25 mil alumnos), entre colegios y jardines, que ya habían anunciado su cambio de régimen. Pero habría otros 59 establecimientos que pasarían a ser pagados, según datos no oficiales que manejaba la cartera al 9 de junio. Ambos grupos, en total, tienen una matrícula de 54.205 alumnos.

Para Hernán Herrera, presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares de Chile (Conacep), “el Mineduc no tiene conciencia de que hay 10 mil padres que se verán forzados a irse de sus colegios porque ya no podrán pagarlo, es una situación grave. Ellos ya están siendo afectados por la reforma”.

La mayoría de los establecimientos que estarían pasando a ser particulares son del norte del país, desde donde organizaciones de sostenedores y apoderados ya han señalado su preocupación por la imposibilidad de llevar a cabo el proceso de traspaso a una fundación sin fines de lucro, por el alto costo que esto conlleva.

De acuerdo a Jorge Lawrence, presidente de la Coordinadora de los Colegios Particulares Subvencionados del Norte (Copanor), la situación es crítica. Sin embargo, según Lawrence, “desde el ministerio nos han dicho que están esperando el 30 de junio, que esto es una crisis artificial y que aguardan a que terminen los plazos legales para hacer control de daños”.

Pese a esto, el representante de Copanor señala que la situación del norte “habla por sí misma. Ayer, 10 colegios oficializaron en Antofagasta su paso a particular pagado y otros lo harán en las próximas horas”.

El colegio Eagle School de Antofagasta era uno de los que aparecían en la lista informal del Mineduc. Sin embargo, ellos ya habían informado oficialmente a la Seremi su transformación a pagado a partir de 2018. “Hoy (ayer) entregamos la información para los apoderados, como las comunicaciones por escrito, informando del cambio de régimen y los nuevos valores”, dijo Rocío Eaglehurst, sostenedora y nieta de la fundadora del colegio.

Según Eaglehurst, desde hace una década el colegio es subvencionado, pero si se adecua a la ley “va a quebrar, porque quedará desfinanciado en el largo plazo. Todos los recursos de la subvención se ocupan hoy en sueldos y la ley te obligará a destinar la mitad al banco para pagar una nueva deuda por compra del inmueble”.

Efecto “imperfecto”

Andrés Palma, secretario ejecutivo de la reforma educacional, respondió ayer preguntas a través de una transmisión por Periscope. En la ocasión, fue consultado por las filas de apoderados que se han generado en los procesos de matrícula de algunos establecimientos.

“Las filas para matricular en los colegios son un proceso imperfecto de avance en la reforma educacional. Se producen porque los establecimientos han disminuido sus requisitos de ingreso”, dijo Palma, quien añadió que cuando se implemente la nueva admisión no habrá filas, porque será un proceso vía web.

Por último, la autoridad ministerial se refirió a la transformación de los colegios al régimen pagado. “Hay solo dos razones para que decidan eso: una primera es que decidan que quieren continuar siendo un negocio o que su establecimiento sea más excluyente”, subrayó Palma. Pese a ello, dijo que el Mineduc está “trabajando para que no pasen a ser pagados”.

FUENTE

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here