Academia de Ciencias en alerta por reducción curricular de física, biología y química

0
2

La propuesta del Mineduc introduce importantes modificaciones a las asignaturas y cantidad de contenidos que serán impartidos a esos cursos. Para algunos sectores la medida no contribuye a enfrentar los desafíos de la educación del siglo XXI por lo que solicitarán una reunión con la titular del ramo para expresar sus inquietudes ante estos cambios.

enseñanzameda-678x330Montserrat Rollano, Diario U Chile

Las nuevas bases curriculares para los terceros y cuartos medios se encuentran en su fase final. Luego de la consulta pública y la posterior incorporación de esas opiniones, la propuesta curricular hará ingreso durante los próximos días al Consejo Nacional de Educación para su revisión.

En la iniciativa han trabajado desde hace más de un año el Mineduc, la Unesco, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Fundación Chile. Sin embargo, ha sido durante los últimos días en donde se han intensificado las críticas desde algunos actores, principalmente vinculados al mundo de las ciencias.

Esto, ya que una de las medidas contemplada en estas nuevas bases curriculares, dice relación con la fusión de las asignaturas de física, química y biología en una sola, llamada Ciencias Naturales, la que contará con dos horas semanales.

Es por esto que desde la Academia Nacional de Ciencias, junto a varios premios nacionales, alertaron acerca de las consecuencias de  esta medida. Para la vice presidenta de la entidad, Cecilia Hidalgo, con la propuesta del Gobierno se están excluyendo aspectos muy relevantes para la formación de las futuras generaciones.

Por esta razón, la Premio Nacional de Ciencias Naturales 2006, anunció la conformación de un comité que le hará propuestas al Mineduc en esta materia: “La Academia de Ciencias está muy preocupada de este curriculum que está en estudio en este momento, porque tiene áreas muy importantes que están fuera. Además, el plan común sólo contempla dos horas semanales en que se va a cubrir física, biología y química, lo que nos parece completamente inadecuado para tener futuros ciudadanos que entiendan de qué estamos hablando cuando se habla de temas científicos”.

La presidenta de la Red de Profesores de Filosofía de Chile, Rosario Álvarez, ha tenido un activo rol en este proceso luego de que en agosto del año pasado se anunciara la disminución de horas de filosofía.

La docente explicó que luego de esa disputa, desde la agrupación pidieron participar en la elaboración de los nuevos programas y aseguró que, según un compromiso de la titular de Educación, las horas de filosofía no se verían afectadas.

Destacó el carácter participativo del proceso, pero cuestionó que sea el Consejo de Educación el que defina los contenidos de las bases curriculares, pasando por encima incluso, del propio ministerio. “Cuando se discuten las bases curriculares de la reforma, no lo decide todo el Ministerio. Acá todavía hay este organismo que fundó la Dictadura que se llama Consejo de Educación, que ha sido modificado en quienes lo componen, pero sigue siendo el lugar que dictamina qué se va a enseñar, o sea, el Ministerio manda las bases y ellos, un consejo en donde hay ciertas personas elegidas a dedo, deciden si eso es correcto o no”.

Sin embargo, hay quienes valoran el ajuste curricular. Por ejemplo, para el integrante del Comité Ejecutivo del Observatorio Chileno de Políticas Educativas (OPECH) Mario Sobarzo, el cambio permitirá aumentar la adquisición de conocimiento por parte de niños y jóvenes: “Lo que los estudiantes necesitan es un conocimiento significativo y eso no implica necesariamente mayor cantidad de contenidos. A veces es mejor que los estudiantes  aprendan conocimientos significativos menores, mínimos, pero que esos conocimientos les generen curiosidad para seguir aprendiendo”.

Ante estos cambios que se comenzarán a implementar a partir de 2019, el investigador también destacó la existencia de un plan común de formación general para los sistemas Humanista-Científico, Artístico y Técnico-Profesional. Esto, al considerar que los últimos no tenían las asignaturas de Educación Física, Artes ni Filosofía.

Sobarzo afirmó que con esta propuesta se responde a “un viejo anhelo de los profesores de integrar los diferentes tipos de escuela”.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here