Adiós profesores nativos, bienvenidos global teachers

0
137

Mucho se habla de las clases de inglés, poco de quienes lo enseñan. Poder hablar un idioma de manera fluida no te hace instantáneamente capaz de enseñarlo. Desde evaluar las necesidades de los alumnos hasta planificar actividades para desarrollar la competencia lingüística general de los estudiantes, son capacidades clave que un profesor de idiomas debe tener.

“Si fuera sólo por la nacionalidad o lugar de nacimiento o crianza, podríamos decir absurdamente que el señor que está en la recepción de mi edificio está mejor preparado para enseñar español que un profesor de español nacido en EE.UU. cuya lengua nativa sea el inglés”. Así, Carlos Pizarro, Regional Director de Bridge English, desmitifica la creencia de que los profesores nativos son más capaces que quienes no lo son.

“Hoy en el mundo hay más personas no nativas hablando inglés que personas nativas. Ergo, hay millones de estudiantes de inglés aprendiendo con profesores no nativos, englobados genéricamente bajo las siglas ESL o EFL. Las mejores prácticas y el know-how global acumulado nos llevan a dejar de lado al nativo y postular al Global teacher como el modelo actual de profesor de inglés para nuestra realidad», agrega.

Qué es un global English Teacher:

• Un docente con formación profesional de nivel superior.
• Con especialización certificada en la enseñanza del idioma inglés como segunda lengua; puede ser un master o diplomado.
• Con cursos en el área de la educación continua de especialización en el área.
• Con experiencia docente (que puede ser en forma de voluntario, práctica o pasantía incluso).
• Con experiencia internacional laboral o de vida.
• Y con certificaciones de dominio de idioma que se ajusten a la escala del MCER (Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas), expedidas por certificadores de prestigio internacional como Cambridge o similares.

Con esto claro, cabe mencionar que según el estudio English Proficiency Index, elaborado por Education First, de un total de 88 países, Chile se encuentra en la posición 46, con un nivel de inglés bajo. Para revertir estas cifras es necesario contar con profesores bien preparados y una forma de marcar la diferencia es contar con las certificaciones TEFL o TESOL.

La primera sigla quiere decir Teaching English as a Foreign Language (Enseñanza de inglés como lengua extranjera) y es la versión inglesa de la certificación. La otra quiere decir Teaching English to Speakers of Other Languages (Enseñar inglés a hablantes de otros idiomas), versión estadounidense.

Para contextualizar, Pizarro explica que son como la versión avanzada del programa English in English recientemente lanzado por el Mineduc. Iniciativa que busca que los profesores de inglés que hacen clases a estudiantes de 5° y 6° básico puedan mejorar sus habilidades lingüísticas, actualizar sus conocimientos pedagógicos y establecer redes de trabajo colaborativo con sus pares.

“Ambas certificaciones se basan en un modelo mucho más actual de enseñar y hacen la diferencia entre un profesor y otro. Primero que todo, eliminan esta especie de trampa mental, que es la perfección. Entonces, se basan en reforzar competencias, más que reglas estructuradas. Asimismo, la corrección no es absoluta, pues busca que quienes las toman sean capaces de comunicarse, llevando sus competencias lingüísticas a la práctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here