Agencia de Calidad da a conocer Categorías de Desempeño 2018

0
309

Escolares chilenosLos resultados revelan que la mayoría de los colegios del país se encuentran en categoría Medio o Alto, mientras que un importante número de establecimientos lograron salir de la categoría Insuficiente.

La Agencia de Calidad de la Educación entregó públicamente los resultados de la Categoría de Desempeño 2018, con datos hasta 2017, y que constituye la tercera entrega en régimen para la enseñanza básica y la segunda entrega para la enseñanza media. La información entregada permite observar que, en los últimos años, la mayoría de los colegios ha mantenido sus resultados, mientras que otro grupo ha logrado avances en este indicador más amplio de la calidad de la educación.

Este año la mayoría de los colegios mantuvo o mejoró sus resultados. El 48% de los establecimientos en básica y el 56% en media, se mantuvo en las categorías Medio o Alto, al mismo tiempo, el 16% de los colegios en educación básica y el 15% en media, mejoraron su categoría entre 2017 y 2018.

Además, los resultados muestran una reducción en el total de colegios clasificados en la categoría Insuficiente. En la educación básica, el porcentaje de establecimientos en categoría Insuficiente pasó del 11% en 2017, al 8% en 2018, lo que significa que este año hay 186 colegios menos en dicha categoría. Del mismo modo, en educación media el porcentaje de establecimientos en Insuficiente se redujo del 12% en 2017, al 8% en 2018, lo que equivale a 109 establecimientos menos en la categoría.

La Ministra de Educación, Marcela Cubillos, destacó que “los resultados evidencian el impacto concreto y positivo que el Sistema de Aseguramiento de la Calidad tiene en la calidad de los aprendizajes de los estudiantes”. Además, agregó que “las Categorías de Desempeño nos permiten focalizar el apoyo del Ministerio y las orientaciones de la Agencia en aquellos establecimientos que más lo necesitan. Como Ministerio estamos diseñando una nueva estrategia de apoyo para las 413 escuelas que se han mantenido constantemente en categoría Insuficiente. El objetivo es apoyar con programas específicos que respondan a las brechas reales detectadas en cada una de estas escuelas”.

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad, Carlos Henríquez, destacó que “estos resultados nos demuestran que la mejora es posible, especialmente cuando las comunidades educativas trabajan en tres aspectos claves: la gestión pedagógica, la convivencia escolar y el liderazgo de los equipos directivos”.

Principales resultados

La Categoría de Desempeño es un indicador amplio de la calidad de los colegios, que se construye a partir de la distribución de los estudiantes según los Niveles de Aprendizaje (67%), los Indicadores de Desarrollo Personal y Social (IDPS), los resultados de las pruebas Simce y su progreso en las últimas dos o tres mediciones, según corresponda para cada nivel (33%). Luego, este índice se ajusta según las características de los estudiantes del establecimiento educacional y se clasifica a los establecimientos en una de las cuatro Categorías de Desempeño: Alto, Medio, Medio-Bajo e Insuficiente.

Este año la categoría de educación básica incorporó resultados SIMCE de 4to básico y, por primera vez, de 6to básico. En esta ocasión, los resultados de 8vo básico no fueron incorporados ya que los estándares de aprendizaje de dicho nivel no se encuentran vigentes.

Del total de establecimientos categorizados en educación básica, se encuentran en categoría Medio un total de 3.086 colegios, correspondiente al 54%, y 844 se encuentran en categoría Alto, lo que representa a un 15%. En tanto, 430 establecimientos están en la categoría Insuficiente, lo que representa a 186 colegios menos en esta categoría respecto de 2017.

Al analizar la trayectoria de los establecimientos de educación básica, el 48% del total de los colegios mantiene un buen desempeño (Medio o Alto) y el 16% de las escuelas (918 establecimientos) mejora sus resultados.

Cuadro uno Agencia Calidad

A nivel nacional, en enseñanza media, 1.490 establecimientos se encuentran clasificados en la categoría Medio correspondiente al 52,9%; 459 se ubica en la categoría Alto, correspondiente al 16,3%; un 22,7% en categoría Medio-Bajo (640 establecimientos); y un 8,1% se encuentra en Insuficiente, correspondiente a 229 establecimientos.

En términos de trayectoria en enseñanza media, un 56% se mantuvo con un buen desempeño (Medio o Alto) entre 2017 y 2018, y el 15% de los colegios subió de categoría (427 establecimientos).

Cuadro dos Agencia Calidad

Al analizar los resultados por grupo socioeconómico (GSE), en educación básica, los establecimientos de GSE alto son los que tienen una mayor distribución de la Categoría de Desempeño Alto. Por otra parte, en relación a los colegios en categoría Insuficiente, su mayor distribución se observa en los grupos socioeconómicos bajos y medios bajos.

En tanto, en educación media, a diferencia de lo observado en básica, los establecimientos con Categoría de Desempeño Alto se distribuyen en un mayor número en los grupos socioeconómicos medios. En relación a los colegios en categoría Insuficiente, al igual que en educación básica, su mayor distribución se observa en los grupos socioeconómicos bajos y medios bajos.

Al analizar los resultados por región, en la educación básica, la región del Maule destaca por contar con la mayor proporción de sus establecimientos en categoría Alto (30%), mientras que Tarapacá y Atacama son las regiones con un mayor porcentaje de sus establecimientos en categoría Insuficiente (17% y 16%).

En educación media, nuevamente destaca la región del Maule por contar con la mayor proporción de sus establecimientos en categoría Alto (25%), y Tarapacá y Magallanes son las regiones con un mayor porcentaje de sus establecimientos en categoría Insuficiente (ambas con 17%).

Apoyo a escuelas en categoría Insuficiente

Si bien la mayoría de los colegios ha logrado mantener su categoría o avanzar en calidad educativa, hay un grupo de colegios que no ha mejorado. En educación básica, de los 633 colegios clasificados en Insuficiente en la primera categoría en régimen (2016), hay 218 que aún se mantienen en esta categoría, y casi la mitad de los colegios en esta situación son establecimientos municipales y con estudiantes del grupo socioeconómico medio bajo.

En educación media, de los 338 colegios clasificados en Insuficiente en la primera categoría en régimen (2017), hay 195 que aún se mantienen en esta situación.

Para hacer frente a esta situación, el Ministerio de Educación está diseñando una nueva estrategia de apoyo a escuelas en categoría Insuficiente, cuyo foco estará puesto en la creación de capacidades en docentes y directivos. Esta estrategia se montará sobre la base de una caracterización para cada escuela que será realizada por el Sistema de Aseguramiento de la Calidad y el propio establecimiento. Lo anterior, permitirá definir las brechas que presenta cada colegio y de acuerdo a ello aplicar programas específicos.

El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad destacó que “estos colegios deben ser la principal prioridad de la política pública en educación. Nosotros sabemos que a estos establecimientos les faltan herramientas para mejorar y desde la Agencia serán el centro, tal como lo ha sido en los últimos años nuestro trabajo de orientación con estas escuelas, porque estamos convencidos de que sí pueden mejorar y entregar una educación de calidad a nuestros estudiantes”.

Otras acciones para mejorar

Desde 2014 la Agencia de Calidad realiza visitas de Evaluación y Orientación del Desempeño, observación de clases, estudios y análisis de cuestionarios, gracias a los cuales ha sido posible identificar las características que marcan la diferencia y que permiten a los colegios obtener mejores resultados.

Una de las características que ha permitido a los colegios mejorar sus resultados es la gestión pedagógica, especialmente mediante acciones como contar con estrategias de enseñanza que motiven y capturen la atención de los estudiantes; contar con apoyo técnico-pedagógico y retroalimentación docente; resguardar el tiempo de diseño y análisis de las evaluaciones y, finalmente, optimizar el tiempo en la sala de clases y facilitar la apropiación de conceptos y procedimientos a través del vínculo con la vida cotidiana de los estudiantes.

El clima de convivencia escolar también es clave, y para eso es fundamental contar con una comunidad educativa que cuida y respeta el establecimiento; comprende, respeta y aprecia la diversidad, favoreciendo la inclusión; y donde se atienden respetuosa y oportunamente las necesidades académicas y socioemocionales de los estudiantes.

Por otra parte, el liderazgo del sostenedor y del equipo directivo, especialmente cuando los sostenedores apoyan la implementación de los procesos de mejora con recursos y soportes técnicos, y cuando los equipos directivos establecen y comunican metas con foco en los aprendizajes y reconocen el logro y las posibilidades de todos los estudiantes.

“Como Agencia de Calidad no tenemos una receta única para mejorar, pero con toda la información con que contamos, podemos decir que sí hay ciertos patrones en los colegios que avanzan en calidad, que dependen de las condiciones y circunstancias de cada colegio. La clasificación, al igual que el aprendizaje, suponen romper con el statu quo, por medio de la incorporación de nuevas experiencias”, explicó Henríquez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here