Alumnos y profesores robotizados

0
9

Alumnos Escuela Leonardo da VinciSegún el Simce ad hoc de Escritura, desarrollado por primera vez, el 47% de los alumnos de 6° básico muestra un bajo desarrollo de ideas y poco uso de vocabulario en sus textos. Si bien los resultados varían con el nivel socioeconómico, no hay diferencia entre escuelas municipales, particulares subvencionadas y particulares pagadas; es decir, no dependen del nivel de recursos invertidos en cada niño.

Hemos convertido las aulas públicas y privadas en una alocada jaula de ardillas para profesores y alumnos robotizados. El número de horas-año lectivas es casi el doble de la OCDE. Se invierten en “pasar materia” frontalmente de manera irreflexiva, para así lograr cumplir con un currículum de contenidos mínimos obligatorios completamente sobresaturado, más bien desquiciado.

Esta jaula de ardillas se focaliza prioritariamente en preparar los Simce de 2°, 4°, 6° y 8° básico, 2° y 3° medio Inglés, y de ahí a entrenar facsímiles de la PSU. Las mediciones se usan como herramientas de márketing en lugar de mejora.

Un ministro de Educación de Singapur ha declarado que “hay que preparar a los niños para el test de la vida, no para una vida de test”. El lema de los países con buenos resultados es “enseñar menos, pero mejor”. Aquí es “enseñar más, pero peor”.

Una reforma rápida y barata consistiría en a) reducir de seis a dos los Simce censales; b) podar cerca de un tercio de los contenidos mínimos obligatorios (que nunca se cumplen), y c) disminuir seis horas semanales de horas lectivas para transformarlas en talleres y actividades de apoyo personalizado al 30% de menor desempeño en cada aula.

Es poco épico en lo político, pero mejorará nuestro desempeño internacional con certeza, y le dará a la profesión docente y a sus alumnos mayor espacio de creatividad y satisfacción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here