Bitácora 03012015 “A río revuelto ¿de quien es la ganancia?”

0
27

Primero, tengan todos uds. un muy feliz año 2015 lleno de éxitos, salud y por sobre todo, que nunca falte qué comer en sus mesas.

blog5Como muchos saben hace un tiempo que estoy cesante. Mi carrera está un tanto saturada y con ello encontrar trabajo de profesor en distintos puntos del país ha sido muy desgastante. El día de hoy leo en muchas redes sociales como comienza en esta fecha la tan temida por todos “desvinculación” del establecimiento quedando a la deriva, ya sea por tincada, por mala barra o por mal desempeño, a muchos profesores en muchos establecimientos.

Da un tanto de pena pensar que detrás de esa desvinculación hay familias completas que necesitan comer, pagar servicios básicos y mantener el buque a flote como sea por dos meses hasta que aparezca una nueva oportunidad o, como en juego macabro impuesto por los distintos sistemas establecidos, que el colegio nuevamente vuelva a llamarte para continuar 10 meses sintiéndose humillados, enrabiados pero sin derecho a pataleo pues en cualquier momento los pueden desvincular.

La sensación de vulnerabilidad es tremenda y con ello el stress característico de estas fechas hace que cada vez más profesores deserten de sus empleos y quieran estar en algo más estable, con iguales responsabilidades, pero ganando un poco más de lo que pueden sacar en un establecimiento. He visto en este rato que escribo al menos 100 profesores que ya han comenzado a buscar empleo debido a que han sido despedidos.

Es tan fuerte el tema que muchos olvidan bonos, pagos de derechos, entre otras cosas, pues no pueden perder el tiempo en la dirección del trabajo o en otras instancias aclaratorias ya que deben buscar un nuevo empleo.

Para mi, un profesor cesante, es un periodo con muchos conflictos internos: por una parte quiero tener un empleo de profesor y por ende postulo a los avisos que aparecen en el diario, dejo mi CV en los establecimientos, aplano calles para conseguirlo. Y por otra parte sé que en el colegio que postulo, que busco empleo, hubo un despido masivo de profesores lo que me hace quedar a veces como un paria frente a mis colegas.

Yo espero sinceramente encontrar mi empleo de profesor, que este no sea reemplazando a un profesor que fue desvinculado por alzar la voz, reclamar sus derechos o mostrar un nuevo concepto de enseñanza – aprendizaje; espero sinceramente encontrarme con un ambiente laboral óptimo donde no tenga trabas de mostrar mi talento en el aula y que los implementos se encuentren listos y dispuestos; espero sinceramente encontrarme con colegas satisfechos con su labor y sus resultados, no amargados y llenos de ira por el no pago de imposiciones, por el no pago de bonos, por el costeo de los materiales de su bolsillo, por no tener los permisos necesarios para una salida a terreno.

Estas últimas cosas, muchas veces te llevan a que te desvinculen de tu empleo: “el profesor pide mucho”, “que va a enseñar a esta tropa de maleducados”, “otros profesores no piden tantas cosas”. Esas comillas de los sostenedores son comunes y ahora con mayor razón, cuando hace más o menos un mes atrás muchos profesores se pararon para demandar sus derechos, muchos fueron sacados de sus puestos y ahora viven de caridad.

Cuando veo este río revuelto, sinceramente no sé donde está la ganancia.

KFP!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here