Carta Educación 2020: ¿Cómo avanzar hacia la sociedad que queremos?

0
181

Desde Educación 2020 estamos profundamente conmovidos por los momentos que vivimos como país. Ciertamente, como organización de la sociedad civil nos sentimos interpelados en el rol que hemos jugado, pero especialmente nos sentimos convocados a profundizar nuestro compromiso con las comunidades, sus territorios y el país, como interlocutores que favorezcan el diálogo, la confianza y los acuerdos para abordar los desafíos que el momento actual nos exige.

¿Cómo avanzar en este camino? En primer lugar, creemos que es fundamentalmente en las comunidades educativas, donde se juega tanto el presente como el futuro de nuestra sociedad. Es a través de la formación de las nuevas generaciones que podemos construir de manera sostenible un Chile más equitativo e inclusivo, y para ello es fundamental que la experiencia escolar de los estudiantes se desarrolle en espacios que promuevan su formación integral, que crea en ellos y su capacidad de aprender, y que se funde en la humanización de las relaciones interpersonales.

En segundo lugar, en este momento es muy importante promover espacios de diálogo y reflexión, tanto en los equipos directivos como entre docentes, asistentes de la educación y especialmente con los niños, niñas y jóvenes, para generar un análisis más profundo de los desafíos, naturales temores y aprendizajes que surgen en este contexto. Para aportar en esta reflexión compartiremos con las comunidades educativas una serie de recomendaciones sobre el abordaje formativo de estos hechos.

En tercer término, y como hemos señalado junto a más de 300 organizaciones de la sociedad civil, nos ponemos a disposición para la construcción de un Nuevo Pacto Social, y reafirmamos nuestra apertura y absoluta disposición a continuar trabajando por un país más equitativo y humano desde el sistema educativo, con todos aquellos actores que deseen avanzar en esta tarea: las comunidades educativas, nuestros aliados estratégicos, empresas comprometidas con la educación, la sociedad civil y, por supuesto, las autoridades. Tenemos la profunda convicción de que el difícil momento que vivimos debe convertirse en una oportunidad para comenzar un diálogo distinto, pacífico y constructivo, donde nos miremos como iguales y donde prime la dignidad humana y la justicia social que tanto anhelamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here