Circular sobre niños trans: sostenedores dicen que no pueden ir “contra la realidad”

0
3

C-q3x7OXsAANT2bDesde la FIDE y la Conacep critican que no se haya comunicado antes a los padres, y advierten complejidades en la implementación de las medidas.

Por N. Álvarez y J. Herrera, El Mercurio

Seis medidas de apoyo, como mínimo, deberán adoptar los colegios para apoyar a los alumnos trans. Esto, luego que la Superintendencia de Educación emitiera, la semana pasada, una circular que aborda los derechos que tienen esos estudiantes.

Dar apoyo a los niños trans, orientar a la comunidad educativa sobre este tema y permitir que el escolar en cuestión use su nombre social y el uniforme que le acomode son parte de las acciones a tomar. Todo -según manifiesta el documento-, para crear “espacios seguros y respetuosos de su dignidad, que favorezca el desarrollo integral”.

Las principales agrupaciones de colegios no se muestran contrarias a estos postulados, pero advierten que no serán de fácil implementación.

“No podemos desconocer el hecho de que hay una diversidad de género y que los jóvenes manifiestan. No podemos ir en contra de la realidad”, asegura Guido Crino, presidente de la Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE).

Eso sí, reconoce que esto no es un tema generalizado, sino que es circunstancial. Ejemplifica que en la FIDE, el año pasado, se dieron dos “situaciones conflictivas a propósito del problema de la transexualidad, en un universo de 550 mil alumnos”. Uno de estos casos, revela, fue resuelto satisfactoriamente en conversación con los padres.

En tanto, el presidente de los Colegios Particulares (Conacep), Hernán Herrera, sostiene que este tipo de inclusiones “sí tienen lógica porque es una realidad que vivimos. Aquí no hay objeción a que este tipo de niños estudien al interior de nuestros colegios”.

La implementación

No obstante, ambos representantes coinciden en que la Superintendecia debió plantear esta discusión antes de presentar las medidas a los establecimientos. “Nos preocupa que aquí debería haberse tomado en consideración la opinión de los padres y apoderados de niños que no son trans, para efectos de ver cómo al interior de la comunidad se llega a resolver este tema”, plantea Herrera.

Por este motivo, el presidente de Conacep reconoce que este “no será un aspecto fácil de trabajar al interior de los establecimientos”.

Más crítico es Crino: “La Superintendencia se excede en atribuciones y se desconocen en el contenido (de la circular) otros alcances de la legislación a la que hacen referencia”. Y añade: “Nos encontramos con las dificultades cuando esto ya se transforma en instructivos, leyes o decretos. Ahí tenemos que salir a replicar”.

Desde la Superintendencia, sin embargo, señalan que el texto fue trabajado desde 2015 con sostenedores.

Mesa de trabajo

Como consecuencia de esta discusión, el obispo Héctor Vargas, presidente del área de educación de la Conferencia Episcopal, detalla que formaron una mesa de trabajo con académicos y abogados.

“Me da la impresión de que la única gran preocupación es el tema de los baños, y es absurdo. Aquí no se trata de construir más o menos baños, ese no es el tema de fondo. Ojalá la preocupación fuese esa, sería sencillo. Aquí se trata de educar a personas que piensan que son de una condición determinada y hay que ver si el sistema educativo esta preparado para acompañarlos”, afirma.

A juicio del también obispo de Temuco, el tema trasciende los colegios, porque igualmente se tiene que revisar la formación de los profesores y especialistas, que, según él, en este momento no están preparados para hacer frente a esta situación.

Reunión

Para abordar el tema, la familia de un niño trans deberá pedir una reunión con la máxima autoridad del colegio. Ahí se resolverían los pasos a seguir.

fuente El Mercurio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here