Clases online: consejos para realizarlas de la manera más idónea

0
921

Por ejemplo, se recomienda que sólo el profesor tenga la imagen y audio activados, y que los estudiantes interactúen por el chat o que las presentaciones en PPT se envíen previamente, entre otros.

Fuente: El Dínamo.

En el contexto de pandemia por el coronavirus y la recomendada cuarentena, las clases online son la única alternativa disponible para continuar con el semestre. Es por ello que, el Ministerio de Educación realizó una alianza con instituciones de educación superior para compartir recursos de enseñanza a distancia.

En ese sentido Mauricio Mora, ingeniero de networking de Academias IT de Inacap, compartió algunos consejos para la realización de las clases en esta modalidad, sobre todo considerando la optimización del uso del ancho de banda que sostiene la conectividad, tanto para los estudiantes como profesores.

Considerando que todo el grupo familiar está en casa a causa del coronavirus, y que sus integrantes están trabajando, estudiando por medio de las clases online, jugando o entreteniéndose a través de plataformas de streaming, el ancho de banda se convierte en bien escaso. Además, no todos los estudiantes tienen una buena conexión a internet.

“Una llamada de video conferencia en HD consume alrededor de un megabyte por segundo (MB/s). Mientras que una película en alta definición ocupa 15 MB/s. Por lo que, si en una casa un niño está viendo YouTube, otro juega en línea, una persona ve Netflix y un estudiante está conectado en una llamada, obviamente eso degrada toda la conexión; pero por lo general, con una conexión de celular uno puede levantar una videollamada sin problema”, especificó Mora.

Tips para una mejor conexión

En las clases online por videollamada, la imagen de video y la función “compartir el escritorio” son los recursos que más datos de internet consumen, por lo que se sugiere que al iniciar una catedra, todos (estudiantes y profesor) tengan sus cámaras apagadas y micrófonos en silencio. Solo debería usar estos recursos quien esté hablando o desee hacer una pregunta. Y si comparten el escritorio, hacerlo solo por el tiempo que sea necesario.

“Mientras más cosas le agregue uno a la videoconferencia más pesa. Una llamada con video pesa mucho más que si se hace solo con audio. En audio, una llamada pesa 0,3 MB/s”, detalló.

Si se requiere usar video, escoger fondos estáticos y no en movimiento. “Por ejemplo, una calle con tráfico es un mal fondo, pues los movimientos de los autos son datos registrados que viajan por la red y le exigen más; además, cada movimiento del usuario se transforma en datos. Mientras menos movimiento en el video, menos datos se usan”, explicó.

Lo mismo aplica para las presentaciones: evitar animaciones y movimientos, prefiriendo imágenes estáticas y sin mucho detalle, ya que un ancho de banda bajo hará que se pierda la calidad de las imágenes y baje la resolución.

Para las instituciones que utilicen Microsoft Teams, esta plataforma tiene la opción de silenciar a toda la audiencia durante sus clases en algunas ocasiones. Pueden avisar que silenciarán todos los micrófonos para mejorar la conexión, ya que, si bien las personas pueden estar en silencio, el ruido ambiente se suele interpretar como audio y se transforma en consumo de datos. Quienes quieran opinar pueden abrir su audio para hacerlo y luego cerrarlo, o intentar que el clásico “levantar la mano para pedir la palabra” se realice por chat, de esa forma la comunicación se hace más eficiente.

El especialista también recomienda que las presentaciones en PPT estén alojadas en la plataforma de clase online o enviarlas por correo, de manera que los compañeros puedan abrirlas desde sus computadores y sólo seguir la clase online con el audio; eso ahorrará bastante ancho de banda.

“Si en el hogar existen varias personas que utilizan la misma conexión de internet, les pueden solicitar que quienes naveguen desde sus celulares lo hagan por medio del plan de datos de la compañía de teléfonos, de manera que el estudiante pueda usar la mayor parte del ancho de banda que se dispone. Esto ayudará a que la conexión sea más estable”, aconsejó Mauricio Mora.

Otro dato importante que entregó el especialista en Networking es que conectar el notebook por cable ethernet o LAN no genera una prioridad en la conexión, pero sí una menor latencia. Es decir, menor retardo temporal en la clase online.

“Para conseguir una preminencia en la conexión, existen routers que venden en el mercado que permiten definir qué dispositivos van a tener prioridad sobre otros y asignar el tráfico de los megabytes”, explicó el experto de Inacap.

Recomendaciones para una óptima clase online

Desde Inacap también recomendaron grabar las sesiones, de modo que, si alguien se pierde la clase o se desconecta por un momento, podrá verla más adelante.

A los profesores, les recomienda aprovechar el chat de la plataforma y apoyarse en las preguntas y conversaciones que ahí se armen para dirigir la clase online. Esto permite corregir y apoyar el aprendizaje en función de lo que van entendiendo los estudiantes.

También se recomienda no hacer de la clase un monólogo y dar espacio para que los estudiantes opinen y reflexionen por audio (si la conexión lo permite) o por chat. Pues, hacer que la clase sea participativa permite que todos se atrevan a preguntar. Si eso no ocurre, los profesores pueden dirigir las preguntas a uno o más asistentes de la clase online.

Y finalmente, si realizan una clase de varias horas, es recomendable hacer pausas de algunos minutos, de manera que los estudiantes puedan atender asuntos personales sin perderse la materia. Pueden usar esta opción en los momentos en que la conexión se vuelva lenta, esperando a que con unos minutos de descanso se pueda estabilizar. De esa forma tanto los profesores como los estudiantes podrán ver si en sus casas hay personas que estén utilizando mucho ancho de banda con conexiones de streaming o descargas de archivos.