Cómo ayudar a que los niños entiendan lo que leen

0
307

Según un estudio de la Universidad de Chile, el 50% de la población lee regularmente. Sólo un 7% lo hace por recreación, cifras que podrían revertirse si se incentiva la lectura y su comprensión desde temprana edad.

Luego de haberse celebrado el Día Internacional del Libro, crece la preocupación por las bajas cifras de personas que leen libros con regularidad. La compañía de investigación de mercados GfK midieron en 2017 los hábitos de lectura de 19 países del mundo, obteniendo como resultado que 30% de las personas lee casi o todos los días, un 29% lo hace al menos una vez a la semana y un 6% no lee nunca.

Estas cifras revelan uno de los retos más difíciles que debe enfrentar la sociedad actual: conseguir que niños y adolescentes dejen a un lado los aparatos electrónicos y tomen un libro. “La lectura es una de las competencias esenciales para la vida, por lo que tomarle el gusto y entender textos desde niños puede mejorar considerablemente el desarrollo total de una persona”, afirma Wladimir Chamorro, subdirector académico de Ziemax, dedicada al fortalecimiento de la comprensión de lectura.

Sin embargo, se observa que una de las razones que causan la poca lectura desde temprana edad es porque les cuesta comprender lo que leen. Chamorro explica que esto se debe a que no se le toma el peso a las consecuencias, que van más allá de una mala calificación, de no entender un texto, por lo que utilizar estrategias de comprensión de lectura se hace primordial.

Estrategias en la comprensión: Analizando la lectura

Primero que todo, es importante que el o la pequeña escoja el libro que desea leer. “Darle la posibilidad de tomar esta decisión hará que se motive por esta actividad. Luego de esto, lean juntos el texto y aplique algunas tácticas esenciales de comprensión”, comenta el sub Director Académico de la editorial Ziemax (ziemax.cl).

Una de las estrategias es que, mientras están en el proceso de lectura, se debe dejar en claro que ante cualquier duda, hay que preguntar. Chamorro sostiene que ser conscientes de lo que entienden y de lo que no es sumamente relevante en el proceso de lectura, ya que si la o el pequeño no entiende algo puede afectar el seguimiento de la historia. A su vez, el adulto puede preguntarle al niño respecto a la historia misma, para reforzar la retención del texto.

Otro punto que se destaca es identificar la estructura del texto. “Aprender a reconocer las categorías del contenido, como personajes, eventos, escenario, problemas y solución, hace de la comprensión un proceso más fácil”, indica el representante de la editorial Ziemax. En algunas ocasiones, se le puede pedir al pequeño que invente otro final que tenga sentido con la historia y personajes, siendo una estrategia ideal para captar si realmente se comprendió la lectura.

Por último, la estrategia infalible para fortalecer la comprensión de lectura en niños es resumir el libro leído. “Esta acción requiere que ellos determinen por su cuenta lo que es importante en la historia que están leyendo, eliminando las partes que no son relevantes. Además, al describir el texto con sus propias palabras, recuerdan de mejor manera lo que acaban de leer”, concluye Chamorro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here