Cómo disminuir las suspensiones escolares

0
178

Los índices de suspensión pueden disminuir en un 10%, siempre que se priorice una disciplina clara y un ambiente de apoyo entre profesores y alumnos.

Por El Mercurio

Un estudio de Everyone Graduates Center, de la Universidad Johns Hopkins, realizado en 2012, concluyó que cuando un estudiante de primer año de secundaria es suspendido una vez de clases, sus posibilidades de abandonar el colegio pueden aumentar en un tercio. Además, según el estudio, solo el 49% de los estudiantes con tres o más suspensiones se gradúa de la enseñanza media.

Ahora, investigadores de la Universidad de Missouri y la Universidad de Virginia encontraron que cuando los profesores y administradores de los colegios se enfocaban en crear un clima escolar positivo, la probabilidad de que un alumno fuera suspendido disminuía en cerca de un 10%.

En el año escolar 2013- 2014, más de 2,75 millones de estudiantes de enseñanza básica y media en EE.UU. fueron suspendidos. Pero si hubiera habido una reducción del 10% de las suspensiones, esto habría significado que 275 mil estudiantes más habrían seguido aprendiendo en clases.

«Un clima positivo es uno donde educadores y administradores crean expectativas claras para los alumnos, practican una disciplina consistente y muestran una actitud de apoyo», explicó Francis Huang, profesor asociado del College of Education de la Universidad de Missouri. «Esto crea un ambiente escolar positivo para los estudiantes, porque saben lo que se espera de ellos, se sienten respetados y apoyados, y esperan que los traten de manera igualitaria y justa».

Además de mostrarles a los alumnos normas claras y aplicarlas de forma firme durante toda la enseñanza escolar, Huang observó que un clima escolar positivo ofrece un ambiente que destaca por las relaciones de apoyo entre el profesor y los alumnos.

Para el estudio, Huang y Dewey Cornell, profesor de educación de la Universidad de Virginia -otro de los autores de la investigación-, analizaron las respuestas de clima escolar de más de 75 mil estudiantes de 310 escuelas de educación media en el estado de Virginia para determinar la relación entre el comportamiento de los alumnos, la probabilidad de suspensiones y el clima escolar en general. Así encontraron que si bien las actitudes de pelea y matonaje eran los factores más importantes para pronosticar una suspensión, un clima escolar positivo estaba asociado con una reducción en la probabilidad de que un alumno sea suspendido, sin importar su raza, condición económica o comportamiento en el colegio.

«La investigación muestra que en forma abrumadora los estudiantes que están más en riesgo son hombres, no blancos, de estatus socioeconómico bajo, tienen una discapacidad o una combinación de estas características», precisó Huang. «Este estudio sugiere que un clima escolar positivo puede ser útil para todos los estudiantes, sin considerar sus antecedentes», agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here