Cómo la presión del rendimiento afecta la integración

0
86

Para muchos, el caso refleja la discriminación que sufren los alumnos con necesidades especiales. Sin embargo, ¿sabemos que tan preparados se encuentran los docentes del país para hacer frente a esta realidad?

Editado por Eileen San Martín.

maestra-puso-carita-triste-facebook_0_1_720_447

Conmoción causó el caso de una niña ariqueña que fue evaluada con nota 2. ¿El motivo? La menor de edad, que cursa primero básico, sufre de parálisis cerebral. Su padre, a través de una publicación en redes sociales, señaló que «hay profesores que se esmeran por no valorar nada».

Catalina no completó el dictado, por lo que también recibió una carita triste. Francisco Vallejo, padre de la niña, se preguntó cuánto vale el esfuerzo de su hija. Lo peor, es que la niña sabe lo que significa esa evaluación.

La cantidad de niños con Necesidades educativas especiales (NEE) en nuestro país, según el Programa de Integración Escolar, ascendió de 3 mil 365 alumnos en 1997, hasta los 29 mil 473 niños en el año 2005.

En la actualidad, este tipo de requerimientos especiales se pueden dividir en necesidades permanentes. Éstas, se encuentran ligadas a discapacidades. Por otro lado, las transitorias incluyen trastornos más específicos de deficiencia con el aprendizaje o atencional.

Formación para profesores

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, afirma que se habría tratado de un error cometido por la profesora, y que habría sido aclarado. No obstante, reconoce que los docentes no han sido preparados adecuadamente para afrontar este tipo de casos.

«La Ley de Inclusión se viene trabajando a través de normas, pero no ha habido una preparación del sistema para favorecerla. En la capacitación docente, nosotros los profesores no hemos sido formados en la particularidad que exige la inclusión. El sistema partió sin que hubiera una capacitación al respecto”, explicó.

Aguilar comenta que el hecho de manejar muchos alumnos, también atenta contra la correcta atención. Por su parte, la académica y especialista en educación diferencial de la Universidad Austral, Ximena Oyarzo, explica que los profesores no reciben una formación que entienda a alumnos con distintos trastornos o dificultades de aprendizaje.

«Hay elementos de análisis que tienen relación con prever la práctica pedagógica de acuerdo a sus especialidades. Por ejemplo, un profesor de lenguaje o matemática tiene características específicas. En cambio, al incluir en estos elementos a estudiantes con necesidades especiales, se produce una suerte de desconcierto. De alguna forma, no tienen las suficientes herramientas como para atender a estos estudiantes«, manifestó.

diferencial

La presión de Admisión Justa

La vigente Ley de Inclusión, tiene como objetivo eliminar cualquier tipo de condicionante discriminatoria para la matrícula de alumnos. Mario Aguilar, asegura que el proyecto Admisión Justa, sería un atentado contra las posibilidades de alumnos con NEE.

«Es un retroceso en la inclusión. La selección debe operar por distintos criterios, pero no a través de la competencia. El mérito no es solo el rendimiento, sino que también es el esfuerzo y las adversidades”, expresó.

Durante los últimos años, una de las iniciativas que se ha implementado para favorecer la inclusión con NEE ha sido el Programa de Integración Escolar. Este busca equiparar oportunidades de aprendizaje y participación para estudiantes con necesidades educativas especiales. No obstante, dicho programa no garantiza el acceso de estos niños(as) a un determinado establecimiento.

Las exigencias para mejorar el acceso y la correcta integración de alumnos con necesidades especiales, apuntan directamente a la excesiva importancia que se le da a las calificaciones en nuestro país. Sin embargo, una correcta formación docente asoma como otro factor que podría cambiar la realidad de estos miles de niños y niñas.

Fuente: Radio U Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here