Compartiendo una mirada

0
128

Cuánto necesitamos reflexionar como docentes…más que inesperadas deben ser frecuentes  e intensas con profunda humildad y vocación.

He dejado el siguiente comentario en la página de Matríztica ante una de las hermosas reflexiones de Humberto Maturana. Les invito a visitar esta página y enriquecerse de la mirada de este pensador muchas veces incomprendido. Meditar en sus palabras  no sólo enriquece tu mirada del otro sino también de uno mismo.

Qué precioso es transmitirle al otro, que no lo sabemos todo, que no por ser adultos somos poderosos y los que tienen la absoluta verdad. Creo fundamental que nuestros niños en el aula y en el hogar aprendan a construir su vivir con nosotros, pero asimismo vean que nosotros vamos modificando nuestro vivir o enriqueciendo nuestro vivir con ellos y por el amor a ellos.

La dignidad, el respeto se aprende con el otro y se otorga en este convivir, donde aún cuando es un ser pequeño y más inexperto, es un ser legítimo, único y valioso, que desde su no saber o saber distinto, podemos juntos buscar y aprender a construir un presente,  respetando esa ingenuidad e inexperiencia (respecto a la nuestra) como una fuente de infinita riqueza para nosotros los adultos.

Quién no comete desaciertos? Quién no se equivoca ? El ver los errores como parte de nuestro proceso de vida y necesario para propiciar el reflexionar y el crecimiento individual es vital en todo momento. Es entonces donde uno piensa lo vital de poder desarrollar la resiliencia y la humildad desde la infancia para aprender a honrar la palabra ser humano.

El poder ver el error como pilar fundamental del aprendizaje, saca el aspecto punitivo, castigador de este y nos invita a tener una mirada más dulce y con más humor sobre nuestros desaciertos y los de nuestros niños, donde en este conversar juntos (dar vueltas juntos) podremos construir reflexivamente un relacionarnos en la dulzura del amor y la alegría del aprender.

Les invito a revisar la página http://www.matriztica.cl/preguntas-y-respuestas-educadoras-del-alma/#comment-15, además de invitarlos a compartirla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here