Concurso Nacional “Códice Pacífico 2019” selecciona a sus primeros finalistas

0
74

Diez fueron los proyectos seleccionados de distintas casas de estudio en la primera etapa del Concurso Nacional “Códice Pacífico”, organizado por la Universidad Finis Terrae, la Embajada de Italia en Chile y el Instituto Italiano de Cultura de Santiago, con el apoyo de El Mercurio, Viajes Falabella y Librerías Bros.

“Si tú fueras Da Vinci ¿qué harías?” fue la pregunta central de esta iniciativa que busca conmemorar los 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci, creador renacentista italiano.

“El objetivo es que desarrollen su creatividad y su genio, en grupos multidisciplinarios, orientados por un profesor guía. Que desarrollen esa curiosidad y capacidad investigativa de Leonardo, pero con los recursos y tecnologías hoy disponibles”, explicó Marco Antonio de la Parra, director artístico de la U. Finis Terrae y jurado del concurso.

El escritor Pablo Simonetti, quien también integra el jurado, destacó que “el concurso busca rescatar lo humano que caracteriza a Leonardo, su visión de la luz, de los contornos, sus inventos. Él contenía en todo lo que hacía la esencia del hombre. La mano y el ojo, el pensamiento y la escritura. El proyecto debería tener al humano como centro de la búsqueda”.

Universidad Finis Terrae agradeció a todos los participantes, alumnos inquietos y creativos, provenientes de más de 10 universidades del país e invitó a no perder el espíritu creativo, innovador y curioso que trasformó a Leonardo Da Vinci en uno de los genios más grandes de la humanidad.

Para quienes siguen en competencia, se recuerda que el plazo de entrega del proyecto final es el lunes de 30 de septiembre.

Los jóvenes están compitiendo por una semana de pasantía en la Universidad Santa Anna de Pisa, Italia, con los gastos de transporte aéreo incluidos.

Sobre el genio

Leonardo Da Vinci es considerado como el padre de la ciencia observacional. El cielo, las olas, el viento, la luz, el agua y su interacción escondían secretos que lo llevaron a crear nuevos aparatos, que solo existían en su imaginación. Investigaciones sobre su obra estiman que sobrevivieron sólo 7 mil códices de sus más de 15 mil creaciones de este tipo.

En el conversatorio, los expositores destacaron los dibujos y bocetos de Da Vinci, los cuales han inspirado creaciones como el helicóptero, el paracaídas, el odómetro y armas de destrucción, entre otros. Estas y otras creaciones, dijeron, no sólo representan el ideal de la proporción humana, sino de la perfección arquitectónica, como el hombre Vitruvian.

Leonardo da Vinci, el genio incomparable del Renacimiento se describió a sí mismo como «omo sanza lettere» o «no escolarizado». Creció sin ninguno de los privilegios de la educación normalmente adquirida por los niños de la nobleza. No podía leer latín o griego. No tenía conocimiento de los teoremas de las matemáticas o de las ciencias básicas.

A muy temprana edad, Da Vinci se declaró vegetariano, oponiéndose a matar animales para alimentarse. En el S XV alguien así era considerado un excéntrico o simplemente, un loco. Sin embargo, su genialidad traspasó su falta de educación formal y preparación teórica. Su insaciable curiosidad y sus excepcionales dotes de intuición y análisis, así como por su talento natural para el diseño y la técnica, compensaron su realidad.

FUENTE: UFT.CL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here