Continúa estudio de proyecto que posterga entrada en vigencia de nueva estructura para enseñanza básica y media

0
2

img.aspxHasta la Comisión de Educación concurrieron representantes del Consejo Nacional de Educación; del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile, entre otros.

Postergar hasta el año 2026 la entrada en vigencia de la nueva estructura para la enseñanza básica y media, es lo que pretende el proyecto de ley (boletín 11132) que se encuentra en trámite en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

Dicha estructura busca, entre otras cosas, facilitar a los estudiantes una trayectoria escolar de calidad, para que puedan ingresar y egresar de un mismo establecimiento sin necesidad de cambiarse al pasar a la enseñanza media.

Desde el Consejo Nacional de Educación, su presidente, Pedro Montt, afirmó que no están las condiciones creadas para cambiar la estructura para el año 2018. “El corazón de la medida tiene que ver con especializar a los profesores y con mirar enserio el equipamiento y la infraestructura”, enfatizó.

Asimismo, desde el Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile, Juan Pablo Valenzuela señaló que si la nueva estructura se implementara hoy día, el principal perjudicado sería la educación pública, debido a la falta de infraestructura en los colegios de básica y el exceso de dotación docente.

“Hoy día no están las condiciones para poder hacer esta reforma, por lo tanto tiene sentido postergarla y generar los antecedentes, además de los conocimientos para determinar si es necesario y estratégico, de esa forma, implementar y generar las condiciones para que sea una oportunidad y no un costo”, detalló.

En tanto, el diputado Alberto Robles (PRSD) aclaró que en este proyecto la discusión no solamente ha consistido en la postergación, sino que en otros elementos que son importantes de determinar. “A mí me parece que estamos en un buen pie, porque todos los que han venido nos han dicho que hay que postergarlo y que hay que buscar alternativas para flexibilizar, para que la infraestructura se pueda ocupar en forma distinta y que las escuelas se fusionen con los liceos, en el sentido de tener una formación integral en un solo establecimiento”, declaró.

Desde la oposición, el diputado Rojo Edwards (RN), manifestó que existe una duda razonable respecto a si es mejor o peor moverse a un sistema más flexible. “Estamos viendo, respecto a esta modificación que propone el gobierno, si es mejor aplazar la entrada en vigencia, en diez años, o cual es el plazo razonable, porque lo que ha ocurrido a esta hora, es que como no hay ningún gobierno responsable, se pasan la pelota unos a otros, entonces lo otro sería alternativamente eliminarlo para ver qué es lo que podemos hacer y dejarlo lo suficientemente flexible, para que Chile pueda ir adaptándose, en la medida que las mejores prácticas internacionales en educación van dándonos orientación de qué hacer”, indicó.

En esta línea, los diputados plantearon la idea de crear elementos de control que obliguen al Ejecutivo a dar cuenta de cómo se va progresando en infraestructura y en cambios desde el punto de vista de la formación docente.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here