Fomentar la cultura sísmica desde la niñez

0
440

Chile es un país sísmico. Por lo tanto, adultos y niños deben estar preparados para enfrentar un eventual movimiento telúrico. Desde Edukim, plantean enseñar desde la base: la niñez. 

Fuente: Edukim. Editado por Eileen San Martín.

Chile es uno de los países más sísmicos del mundo. Todos los años las placas tectónicas provocan constantes temblores, ocasionando más de un susto. A veces, incluso grandes daños. Lo anterior hace que la necesidad de crear una cultura sísmica se convierta en una obligación en nuestra sociedad para todas las edades.

Pero… ¿se hace todo lo posible para enseñarla a nuestros niños?

Educación sismológica

Pareciera que la educación e instrucción sobre sismos fuera tan breve como lo son estos movimientos. Si bien, hay que fomentar los programas de charlas y simulacros de emergencia en enseñanza infantil, aún no se incorpora. Es necesaria una rutina sistemática que complemente los aprendizajes de educación pre-escolar y primer ciclo básico con la realidad sísmica chilena.

Especialistas en educación infantil proponen las actividades didácticas como una excelente alternativa para educar sobre los fenómenos naturales. En el caso de nuestro país, se puede familiarizar a los niños con el tema de los sismos y sus posibles efectos (tsunamis), a través de un eje lúdico que los involucre con su entorno directo.

Sergio Gómez de Edukim.cl, organización creadora de materiales didácticos educativos, comenta que, “es importante vincular los productos de enseñanza con los sucesos que se viven como país. Tanto el sector púbico como el privado, nos solicitan productos que eduquen a los niños y a la vez, los preparen para enfrentar estas situaciones cotidianas”, explicó.

Sergio también reafirma, “nosotros seguimos el ejemplo de países como México, Nueva Zelanda y Japón. Ellos saben la importancia de construir una cultura sísmica y de ofrecerla desde la niñez. Es por esto que, tomamos los instructivos de la Onemi y los complementamos con las necesidades de los educadores parvularios. De esta forma, creamos una herramienta entretenida. Jugando, los más pequeños comprenderán el ambiente natural que los rodea”.

Las lecciones que otros países y que la naturaleza nos entrega, son un desafío que Chile debe aceptar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here