Detección de habilidades y dificultades en la educación escolar

0
108

Variados estudios sobre la educación y sus métodos de enseñanza nos han demostrado que por muchos años estuvimos equivocados. Destacar con notas y resultados no es un índice certero de buena relación con el prójimo, correcta resolución de problemas y éxito laboral.

La educación escolar debe ayudar a solucionar todo tipo de problemas que encontremos en la vida, no a destacar en el colegio.

El pensamiento formativo que debiera predominar es el que educa a los estudiantes a través de habilidades distintas y semi-independientes.

Cada niño tiene sus propias preferencias, aptitudes y dificultades en las diferentes áreas del aprendizaje que existen, como la lingüística, matemática, visual, musical, corporal, intrapersonal y naturista, por lo que la educación debe ser personalizada.

Hoy en día cada vez más colegios buscan detectar de forma temprana las dificultades de aprendizaje de cada uno de sus alumnos y potenciar al máximo sus capacidades y habilidades. Muchas de éstas antes eran menospreciadas, pero hoy son la principal herramienta para educar a sus estudiantes.

Pero, ¿Cómo podemos detectar las dificultades y habilidades de los alumnos sin el trastorno socio emocional que implica para un estudiante asistir a un especialista para el proceso de detección?

En España, específicamente en Valencia, se ha innovado sobre el tema y sus experiencias las han expandido a países como Colombia, Costa Rica, México y Chile.

Dentro de las formas más exitosas para averiguar estos aspectos en los estudiantes es a través de métodos que no los involucran directamente a ellos. Uno de éstos es un software que mediante cuestionarios y evaluaciones, respondidos por padres, especialistas y profesores, permite detectar los indicadores del aprendizaje para favorecer el rendimiento escolar.

La información que se obtiene de estas respuestas es analizada principalmente por especialistas del área de integración escolar. Luego los resultados se los explican a los padres y docentes para que se concentren en la intervención y tratamiento particular que merece cada estudiante, generando entonces una mejora importante en el rol de los educadores dentro de la sala de clases y en la atención de los alumnos.

El método se llama Díde y  está basado en la observación de las personas que mejor conocen al niño, sus familiares más cercanos y profesores, favoreciendo su desarrollo óptimo y feliz. El método también entrega pautas de orientación dirigidas para practicar con el niño. Se corresponden con los indicadores sobre los que podemos actuar influyendo de forma positiva, sin sustituir a los consejos de los profesionales.

La detección temprana de estos aspectos es muy importante, ya que ello ayudará a tomar las decisiones correctas para corregir problemas y potenciar habilidades, con el fin de que todos los escolares posean las mismas oportunidades de aprendizaje y desarrollo de aptitudes.

Debemos evitar que los niños padezcan de frustraciones producto de la mala detección de un problema de aprendizaje o del desarrollo erróneo de habilidades. Todos sabemos que si un estudiante tiene problemas para ver la pizarra, es necesario ponerle lentes para que pueda seguir el ritmo de la clase y no se sienta diferente a sus compañeros.

Si quieren saber más sobre este método, escríbanme a mercedes@eduglobal.cl

Ver otros blogs de Mercedes Celedón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here