Dineros de Subvención Escolar Preferencial sin utilizar llegan a el doble en 4 años en 41 colegios

0
104

114-820x385La Superintendencia de Educación asegura que los establecimientos que reciben los recursos tienen la obligación de rendir cuentas anualmente y de ejecutar al menos el 70% de los montos al término del período.

Por Maximiliano Chávez en El Mercurio

El Ministerio de Educación define que el propósito de la Subvención Escolar Preferencial (SEP) es contribuir a la igualdad de oportunidades, mediante la entrega de recursos adicionales por cada alumno vulnerable a los sostenedores de establecimientos educacionales.

Estos pueden postular voluntariamente y deben cumplir con ciertos requisitos, entre ellos la obligación de usar los fondos recibidos en la construcción de un Plan de Mejoramiento Educativo que optimice los resultados de aprendizaje de los niños en un plazo de cuatro años.

Hoy, más de ocho mil colegios están suscritos a este beneficio, que el próximo año repartirá $711 mil millones. La suma se traduce en una subvención mensual de hasta $47 mil por cada niño prioritario.

No obstante, un análisis realizado por el Colegio de Profesores -liderado por Álvaro Mardones, investigador del Departamento de Educación y Perfeccionamiento- a una muestra de 41 colegios particulares subvencionados de la Región Metropolitana concluye que en los últimos cuatro años casi se ha duplicado el monto de la SEP que no ha sido invertido en mejorar la calidad educativa de los niños, pasando de $7.800 millones en 2013 a $13.500 millones el 2016.

«Es de extrema gravedad, ya que son recursos que van destinados a los niños, para mejorar sus actividades en los colegios, para mejorar infraestructura, para mejorar el material de trabajo, y esas platas no llegaron a donde tenían que llegar», asegura Hugo Gerter, director nacional del Colegio de Profesores.

De los colegios analizados, los que acumulan el mayor monto son el Marista Marcelino Champagnat de La Pintana, que pasó de $429 millones no ejecutados en 2013 a $828 millones en 2016; el Jorge Huneeus, de la misma comuna, con $779 millones sin usar en 2016; y la Escuela Particular La Frontera de Cerro Navia, con $496 millones sin ser ejecutados.

La Superintendencia de Educación asegura que los colegios que reciben la subvención SEP tienen la obligación de rendir cuentas anualmente y de ejecutar al menos el 70% de los montos al término de los cuatro años, «aunque el desafío es hacer uso del 100%», precisa Manuela Pérez, jefa de División de Fiscalía de la Superintendencia.

Sobre el aumento de los recursos no ejecutados, afirma que «desde este año tiene consecuencias en términos de retención de recursos». Esto, por la entrada en vigencia de la Ley 21.006, que establece que si un colegio no rinde al menos el 50% de la subvención al segundo año del convenio, se le rebajarán los recursos al porcentaje que efectivamente está en condiciones de gastar.

¿Por qué no se invierte el dinero?

Según Gerter, «evidentemente, los recursos se están perdiendo. No creo que en el Ministerio de Educación estén pensando que esos recursos los están ahorrando para mejorar las condiciones a futuro». Y plantea que esto es solo una muestra, pues «el total es mucho mayor». Agrega que «esperamos que se investigue dónde están esos recursos; si se perdieron o se los robaron, habría que iniciar acciones judiciales».

Muy distinta es la opinión de Hernán Herrera, presidente de la Asociación de Colegios Particulares de Chile, quien asegura que hace falta que se «flexibilice el uso de las platas SEP», más ahora que todos los colegios pasarán a ser sin fines de lucro.

«Tú con platas SEP puedes comprar muchos computadores, pero no puedes construir una sala de computación. Entonces, te pueden sobrar $500 millones, pero es porque no puedes hacer cosas que no están dentro de la lista de los ítems en los que puedes gastar», argumenta.

Con todo, la superintendencia asegura que «de existir montos no ejecutados en la rendición de cuentas, dichos recursos pasan a la rendición del año siguiente, es decir, deben ser rendidos por el sostenedor durante la vigencia del convenio».

«Los recursos se están perdiendo. No creo que en el Ministerio de Educación estén pensando que esos recursos los están ahorrando».
HUGO GERTER
Director nacional del Colegio de Profesores

«Si los establecimientos tienen saldos, se envían los antecedentes al Mineduc para que este tramite su devolución».
MANUELA PÉREZ
Jefa de División de Fiscalía de la Superintendencia de Educación

«Te pueden sobrar $500 millones, pero es porque no puedes hacer cosas que no están dentro de la lista de los ítems en los que puedes gastar».
HERNÁN HERRERA
Presidente de la Asociación de Colegios Particulares de Chile

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here