Directores de liceos emblemáticos urgen por aprobación de proyecto de ley “Aula Segura”

0
5

El escrito, firmado el jueves 20 de septiembre por el Presidente Sebastián Piñera, permite la expulsión inmediata de estudiantes que porten elementos incendiarios o que estén involucrados en hechos de violencia contra miembros de la comunidad educativa. Por Patricio Miranda Humeres (El Mercurio) NinisPoco más de dos meses pasaron para que se determinara la expulsión de seis alumnos del Liceo de Aplicación y la cancelación de la matrícula de otros cuatro, tras los desmanes y destrozos provocados en el establecimiento, en junio pasado. Aquellos incidentes, incluso, destruyeron parte de la oficina del rector. Ante la seguidilla de episodios de violencia en otros liceos tradicionales de Santiago y las críticas por la demora que supone aplicar los manuales de convivencia, el Ejecutivo comprometió la creación del proyecto de ley “Aula Segura”, que permite la expulsión inmediata de estudiantes, siempre que se establezca que cumplen al menos una de dos causales: el uso, posesión, tenencia o almacenaje de armas o artefactos incendiarios o explosivos (como bombas molotov), o la realización de agresiones físicas graves, que produzcan lesiones a docentes u otros miembros de la comunidad escolar. La firma del escrito, encabezada por el Presidente Sebastián Piñera y la ministra de Educación, Marcela Cubillos, se materializó ayer, con el apoyo de los directores de colegios públicos emblemáticos, quienes solicitaron que la iniciativa fuese aprobada a la brevedad en la Cámara, a la que ingresará con urgencia. El proyecto contempla, además, que ante una eventual expulsión -determinada por el director del establecimiento-, el alumno y su apoderado deberán ser notificados por escrito y tendrán cinco días hábiles para apelar y solicitar que se reconsidere la situación. Comunidades “angustiadas” El director del Liceo de Aplicación, Humberto Garrido, señaló que las comunidades educativas están “angustiadas” por el clima de violencia. Con todo, el académico se muestra “esperanzado” en los alcances del proyecto. “Esto es una medida concreta que nos va a entregar la paz necesaria para seguir educando”, dijo. En esa línea, hizo un llamado a que la iniciativa sea respaldada en la Cámara. “El llamado a todos los parlamentarios, de todos los sectores, es que apoyen este proyecto”, afirmó. “Nosotros ya estamos aburridos como establecimiento, como comunidad. Son 25 días hábiles, mínimo, para sacar a un estudiante. Lean bien el proyecto, por favor, porque necesitamos rápidamente sacar a esos estudiantes, porque nuestra comunidad es la que corre peligro”, agregó. Fernando Soto, rector del Instituto Nacional, también celebró la medida y comentó que “logra interpretar el clamor de las comunidades escolares”. Aunque consideró que aún existe dificultad para identificar a quienes realizan desmanes, la aprobación del proyecto disuadiría, en parte, la realización de actos vandálicos. “Aquellos ya saben que, si son identificados, no van a tener cabida en nuestras comunidades escolares”, puntualizó. Si bien no ha vivido episodios que involucren bombas molotov ni elementos incendiarios, Inés Aqueveque, directora del Liceo N° 1 Javiera Carrera, reconoce que ha habido violencia en el establecimiento. Ante ello, dijo, está aplicando la reglamentación interna, por lo que las alumnas siguen asistiendo a clases de forma regular. “Es difícil aplicar manuales de convivencia. Hay muchos días de plazo y hay que seguir el protocolo y el debido proceso al pie de la letra; si no, todo el procedimiento se cae y queda en nada. A nosotros nos ha pasado ya varias veces”, reconoció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here