Celulares en clases: la docente argentina que promueve su uso

0
299

Por su capacidad para innovar en el aula, la profesora de historia, sociología, formación ética y ciudadana, María Cristina Gómez, fue seleccionada para competir por el Global Teacher Prize, más conocido como el “premio Nobel de la enseñanza”.

Fuente FM Vos. Editado por Eileen San Martín.

La profesora argentina, María Cristina Gómez, aún no lo puede creer. Seleccionada entre más de 10 mil postulantes, se convirtió en una de las 50 mejores docentes del mundo tras implementar el uso de celulares en la sala de clases y ahora compite directamente para el Global Teacher Prize 2019.

Titulada en la Universidad Católica Argentina (UCA), la profesora de Historia, Psicología, Formación Ética y Ciudadana, actualmente dicta clases en el instituto Santa Margarita N°8185 y la Escuela N°572 El Ceibo, ubicadas en la ciudad de Rosario.

En entrevista con la radio argentina FM Vos, expresó que “uno nunca espera un reconocimiento tan grande”, respecto a la implementación de diversos programas relacionados con incrementar la calidad educativa de sus alumnos.

La clave de su nominación

La clave de su nominación se centra en trabajar en contextos desfavorables, implementando proyectos y programas educativos innovadores en pos de quebrar el fracaso escolar. Para motivar a sus alumnos, creó un blog llamado “Profe Cristina”, herramienta de trabajo que la ayudó a agilizar sus clases.

“En ella voy subiendo contenidos relacionados a las materias que voy dando y el uso de celulares apoya esta misma herramienta”, explicó Gómez en relación al portal, donde además añade material educativo adicional para que sus alumnos puedan complementar con lo visto en la sala de clases.

A pesar de que, en muchas ocasiones los profesores suelen regañar a sus alumnos por el uso de teléfonos durante la clase, Gómez contó su experiencia: “yo era de las profes que los mandaba a la dirección por usar el celular, así que fue sorpresivo cuando comencé las clases poniendo una página web en el pizarrón. Fue una enorme sorpresa para ellos, pero el resultado fue muy bueno, porque a medida que pasaron los años, se fue afianzando y lo pudimos compartir en varias materias”.

A medida que avanzaba su nueva técnica de enseñanza, entendió que “no puede ser que estemos preparando chicos para el siglo XXI y tratemos de tapar el sol con un dedo, la tecnología nos tiene que servir”.

En el sitio web, los estudiantes pueden encontrar videos, películas, análisis y contenido audiovisual, que forman parte del material que más tarde retoman en clases. Además, hace un año comenzó a implementar aplicaciones de juegos como Kahoot -una especie de Preguntados-, con contenido que ella misma produce para sus distintas materias.

Compitiendo por el “premio Nobel de la enseñanza”

La docente argentina enseñó en todos sus niveles y hoy se encuentra enseñando en aulas con alumnos adolescentes, pertenecientes a barrios vulnerables del cordón industrial de Rosario; sectores donde, por ejemplo, prevalece la guerra entre pandillas ligadas al narcotráfico.

“La realidad es compleja y acompaña a la situación del país. Nosotros tratamos de que la escuela siga siendo el refugio, por eso mis programas tienen mucho que ver con esto; con mostrar que existe otro camino, que otra educación es posible y al hecho de que los lleve a programas de alto rendimiento para que les abra un camino diferente”, explicó Gómez.

Fue su iniciativa de incorporar contenidos a través de la tecnología lo que la llevó a competir para el “premio Nobel de la enseñanza”. Si bien, en un comienzo fue difícil, debido a que recién en 2018 las escuelas comenzaron a implementar el uso de internet, el interés tanto de sus alumnos como colegas comenzó a crecer luego de su implementación.

Complementando su actividad como profesora, Gómez también participa en otras iniciativas con la Asociación Conciencia Rosario y la colaboración con educadores del grupo Mundo de la Educación para promover programas de Educación por la Paz.

Asimismo, trabaja con la Fundación Fonbec (Fondo de Becas para Estudiantes), el cual otorga becas para primaria y secundaria, como también con el Programa Escalar, que se ocupa de la transición de los alumnos entre la universidad y la vida laboral. En ese marco, indicó que “hay que seguir apoyando porque el contexto de vulnerabilidad no es fácil de romper. Nosotros los apoyamos desde ese punto de vista y tenemos gratísimos resultados”.

Los resultados del Global Teacher Prize 2019 se darán a conocer en marzo y el ganador se llevará un millón de dólares para invertir en educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here