Docentes despedidos tras evaluación docente

0
55

Los despidos se habrían firmado en el marco legal del Estatuto de la Carrera Docente (ley 19.070).

Editado por Eileen San Martín.

Fotografía de Diario La Región.

Un grupo de 11 profesores de Coquimbo y 4 de Andacollo, serán desvinculados por el Servicio Local de Educación Pública Puerto Cordillera (Slep). La situación que, si bien está acorde al reglamento de la Ley 19.070, ha causado gran malestar al interior del Magisterio. ¿La razón? no habrían aprobado la evaluación docente.

Tomás Alvarado, presidente del Colegio de Profesores porteño, manifestó a Diario La Región, la causas que llevaron a comunicar a los maestros que serán despedidos. “Estos despidos se firman en el marco legal del Estatuto de la Carrera Docente (ley 19.070). Si en dos o tres oportunidades han sido evaluados en calidad de básico, deben realizar cursos con monitoreo. A mi juicio, ha sido deficiente por parte del Servicio Puerto Cordillera”.

Para el dirigente, los resultados obtenidos por los docentes obedecerían a la aplicación bajo presión de la examinación. “Tengo que denunciar que en este sistema existe un amedrentamiento hacia los profesores. No solo desde el actual Servicio, sino que esto viene desde la anterior administración del Departamento de Educación Municipal”, relató.

“Que se aplique esta evaluación al profesorado chileno desde el punto de vista del colegio, nunca ha sido de nuestro agrado. Se llega a amenazar para evaluar, lo que termina en una disposición psicológica adversa hacia la evaluación“, añadió.

El despido de profesores

Ante la pregunta por la situación que están viviendo los profesores en cuestión, el presidente Alvarado remarcó que están muy angustiados. “Ellos ahora están preocupados, al igual que sus grupos familiares. Haremos una reunión con ellos para orientarlos y ver caso por caso. Luego, tendremos la visita de un abogado enviado desde Santiago, para ver qué podemos hacer por ellos”, explicó.

De la opción de buscar alguna compensación, el dirigente indicó que esa sería la opción más factible. “Ojalá que el servicio dispense algún incentivo, pues no queremos que los colegas se vayan con las manos vacías. Su preocupación es evidente, porque varios de ellos tienen familias que aún dependen de ellos“, manifestó.

Como reflexión, Alvarado indicó que, si bien es positivo realizar evaluaciones, habría que revisar los protocolos respecto a cómo es aplicada la examinación. “Es bueno evaluar, pero cuando la evaluación no es real ni objetiva, no existe ningún incentivo para que el docente quiera perfeccionarse“, finalizó.

 

Fuente: Diario La Región de Coquimbo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here