Educación 2020: “El proyecto no es suficiente para abordar el sexismo en la educación”

0
3

Actualmente, está en trámite la iniciativa que deja en manos de las comunidades educativas la decisión de que un colegio monogenérico pase a ser mixto. Un avance necesario para intencionar el debate, pero insuficiente si no se enmarca en una agenda de equidad de género.

Por Comunicaciones Educación 2020

chance-3335805_1920Los colegios de un solo género o monogenéricos van en retirada en el país. Hoy sólo un 4,4% mantiene esta modalidad, lo que podría verse reducido a cero si se aprueba el proyecto de ley que actualmente está en discusión. ¿Su objetivo? Que las comunidades educativas de estos establecimientos sean las que decidan si mantienen el carácter monogenérico o si adquieren la condición de mixtos, a través de un proceso informado y participativo.

Se trata de una iniciativa que, ciertamente, va en la dirección correcta, promoviendo la diversidad en las salas de clases, la reflexión y autonomía de las comunidades en la toma de decisiones, y la participación de hombres y mujeres en establecimientos en igualdad de derechos, lo que ha sido parte de las demandas ciudadanas del último tiempo. Sin embargo, es una medida que, por sí sola, es insuficiente para abordar el problema de fondo: el sexismo en la educación.

A continuación, te mostramos parte de la presentación que realizamos ante la Comisión de Educación y Cultura del Senado, donde especificamos por qué este proyecto debe ser parte de una agenda que aborde la equidad de género desde una perspectiva integral y cuáles son los principales desafíos en esta materia.

Que un colegio sea mixto no significa que sea no sexista

Ciertamente, los colegios mixtos son mejores escenarios para formar estudiantes para el mundo actual, que es diverso y complejo. Sin embargo, el traspaso no es sinónimo de que el establecimiento será no sexista. Por eso debe existir un trabajo con la comunidad educativa, que incluya capacitación, diálogo y acompañamiento para generar relaciones de respeto y valoración entre los y las estudiantes. Valorar la diversidad en el aula es fundamental para alcanzar una educación de calidad.

Incluir el enfoque de género también implica cambios en el sistema educativo

Avanzar efectivamente hacia una educación no sexista requiere de una transformación del sistema educativo, que incluya la revisión del currículum escolar, la formación inicial y continua de docentes y profesionales de la educación, y la generación de protocolos para prevenir y abordar de manera adecuadas cualquier hecho de discriminación o violencia.

Y esto también debe incluir a la escuela en su conjunto

Para dejar atrás prácticas discriminatorias, también es fundamental incorporar a la escuela en este desafío. ¿Cómo? Impulsando cambios en la composición de los equipos directivos y docentes (generalmente compuestos por hombres y mujeres, respectivamente), promoviendo que los espacios de las escuelas sean utilizados por todos y todas, generando jornadas en las que se aborden temas como la afectividad, sexualidad e identidades de género, entre varias otras acciones.

Es hora de pensar qué educación queremos

Existen varios proyectos de ley que, si bien tienen buenas intenciones, buscan responder a situaciones particulares sin una mirada más profunda. Hoy es el momento de pensar, desde una mirada más sistémica, cuál es la educación que queremos y desde ahí generar políticas públicas integrales, que apunten a la formación de ciudadanos y ciudadanas con habilidades del siglo XXI, con pensamiento crítico, responsables y que valoren la diversidad.

Mira la presentación completa aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here