Educación mejorará en las próximas dos décadas

0
231

Junto al área de Salud, estos dos sectores absorberán más mano de obra debido a tres factores: aumento del ingreso, mayor probabilidad de pensión y menos brecha salarial.

Fuente Redem. Editado por Eileen San Martín.

En los últimos 40 años, el número de maestros, médicos y enfermeros en América Latina se ha cuadriplicado. La tendencia seguirá creciendo a pasos agigantados, dado que la región necesitará 12 millones de maestros, tres millones de médicos y ocho millones de enfermeros. Toda esta información, fue entregada por un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Bajo esa proyección, salud y educación serán los mega sectores que absorberán más mano de obra en las próximas dos décadas.

“La clave es asegurar que estos nuevos profesionales tengan las habilidades y la formación necesaria”, dice Marcelo Cabrol, gerente del Sector Social del BID.

¿Por qué estos empleos?

Los empleos del sector social tienen una baja probabilidad de ser automatizados. Esto se debe a que muchas de las tareas realizadas requieren una serie de habilidades interpersonales que no pueden ser reemplazadas por la inteligencia artificial.

A lo anterior, se suma que Latinoamérica está en un proceso de envejecimiento muy acelerado.

Por ejemplo, en Chile la proporción de adultos mayores de 65 años se duplicará en 20 años, pasando del 10% al 20% de la población. Son precisamente los adultos mayores quienes requerirán más servicios de salud.

En el sector educativo, los expertos señalan que aún existe margen para aumentar la matrícula en preescolar y secundaria.

Las siguientes son tres razones que explican por qué se trata de buenos empleos, según el BID.

1. Los ingresos han crecido

Los ingresos de maestros, médicos y enfermeros en América Latina han crecido de manera “notable”. En los últimos 15 años, esto se ha notado tanto en términos reales como en relación a lo que se observa en otras ocupaciones.

2. Tienen mayor probabilidad de recibir una pensión

Los trabajadores en estos sectores tienen más opciones de recibir una jubilación en la vejez. En cambio, otros profesionales que suelen trabajar por cuenta propia y no ahorran fondos para el futuro, están más desprotegidos y cuentan con menos beneficios.

3. Hay menos brecha salarial entre hombres y mujeres

Tres de cada cuatro profesionales de la educación y la salud en la región son mujeres. La brecha salarial de género es «sustancialmente menor» en estas ocupaciones que en otros sectores económicos.

Como referencia, las mujeres con educación post secundaria aún ganan en promedio un 28% menos que los hombres. Mientras tanto, en los sectores de educación y salud esta diferencia es de alrededor de un 10%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here