El 60% de los directores deja su cargo luego de cinco años

0
5

DSC_2481Según una investigación de Líderes Educativos y la U. de Chile, la alta movilidad perjudica el desarrollo de los proyectos educativos y el aprendizaje de los estudiantes. Por Nicolás Álvarez Arrau, El Mercurio El 60% de los directores de escuelas y liceos en el país ya no ejerce dicha función en el mismo establecimiento después de cinco años. Así lo evidenció un estudio realizado por Líderes Educativos y el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la U. de Chile. El trabajo analizó las trayectorias de los directores de más de seis mil instituciones educativas, en los períodos 2005-2010 y 2010-2015. Parte de los resultados concluyeron que la deserción de los directores varía, considerablemente, según el tipo de dependencia (ver infografía). “Cuando uno mira el sector municipal, ese movimiento es del orden del 70%”, dice Juan Pablo Valenzuela, académico del CIAE. En el caso de los particulares subvencionados y particulares pagados, alcanzan el 40% y 50%, respectivamente. Para el experto, el abandono de cargos de los directores afecta negativamente el proyecto educativo de los establecimientos, ya que para armar un equipo consolidado se necesitan cinco años como mínimo, lo que no se estaría cumpliendo. Valenzuela agrega que la deserción impacta en el aprendizaje y desempeño de los escolares. “No solamente hay un costo desde el punto de vista de la dificultad de la mejora (del proyecto educativo), sino que hay también un deterioro adicional por esta pérdida de capacidad orientadora del proceso de mejoramiento pedagógico y de gestión”, dice. Para Fernando Santiago, director del colegio General San Martín de Maipú, el movimiento de estas autoridades podría estar explicado por un tema de carácter. A su juicio, para que una persona se mantenga por un largo tiempo en el cargo debe “tener una sensibilidad mayor, porque no se saca nada con estar preparado técnica o psicológicamente. Hay que tener un carácter diferente en base a la experiencia”. Contrario a Santiago, la directora Blanca Ejzman, de la escuela básica Provincia de Chiloé, de la Región Metropolitana, indica que la alta tasa de abandono tiene relación con los concursos de Alta Dirección Pública efectuados para escoger directores: “Para obtener el cargo uno tiene que entrar a concurso cada cinco años, entonces uno lo gana o lo pierde (…) no depende del deseo de uno”. Carmen Montecinos, directora ejecutiva del centro Líderes Educativos, afirma que para consolidar estos proyectos -pese al cambio de directores- se deben generar evaluaciones formativas para definir anualmente metas específicas de la gestión del equipo directivo y sus docentes. Además, advierte que debe haber un compromiso del sostenedor “para enfrentar desafíos asociados a la insuficiente dotación de docentes, problemas de infraestructura y la llegada tardía de recursos financieros”. Problema Al ser mayor la tasa de abandono en escuelas vulnerables, es más difícil que mejoren, indica el estudio. FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here