El 90% de alumnos municipales de Las Condes se ha inscrito en talleres y tutorías que reemplazan las tareas

0
3

Si bien comparte la idea de terminar con el agobio de los escolares, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, sigue sin estar de acuerdo con la forma en que se tomó la decisión. Según él, los actores políticos no deben involucrarse.

foto_0000001120170410180521Nicolás Álvarez Arrau . EL MERCURIO

Tres cuadras debía caminar Ana María Acuña para llegar al cibercafé de su barrio. A oscuras en la tarde, incluso, estaba obligada a asistir a este local para terminar las tareas que aparecían entre los cuadernos de dos de sus cuatro hijos.

De esa experiencia ya poco se acuerda, a pesar de que fue tan solo hace un año. Hoy, al igual que los demás apoderados de los cerca de cinco mil alumnos que asisten a los seis colegios municipales de Las Condes, tiene la oportunidad de quedarse en casa y disfrutar en familia.

Debido al anuncio que hizo el alcalde Joaquín Lavín a fines de febrero, las tareas de estos establecimientos llegaron a su término. Actualmente están siendo reemplazadas con 100 talleres extraprogramáticos voluntarios y algunas tutorías obligatorias, las cuales pueden extenderse hasta las siete de la tarde.

Desde que partió la polémica medida de Lavín, Alejandra Pérez, directora de Educación de la comuna, sostuvo que ya está inscrito el 90% de los alumnos de enseñanza básica de los establecimientos municipales en estas actividades, las que comenzarán de lleno durante estos días.

Allí, los escolares podrán desenvolverse en talleres artísticos, musicales o deportivos. Por su parte, los estudiantes que tengan problemas en algunas asignaturas deberán ocupar aquel tiempo para repasar sus materias.

Según la directora, el objetivo del nuevo plan es “lograr que los estudiantes adquieran conocimiento y aprendizaje en la jornada escolar completa”.

Bernardita Troncoso, directora del colegio Juan Pablo II, afirmó que “les estamos solucionando un problema a los padres porque, muchas veces, tenían que ayudar a sus hijos en temas que ellos no tenían por qué saber”.

¿Decisión política?

Pese a los resultados expuestos, la forma en que fue concebida la idea sigue en discusión.

Para Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, que un actor político haya tomado la decisión de eliminar las tareas es algo inaceptable.

“No es el alcalde quien debe decidirlo, porque él es una autoridad política y no tiene que meterse en la sala de clases”, aseguró.

Si bien está de acuerdo en que la realización de tareas fuera del horario de clases es un “exceso”, sostiene que este tipo de decisiones nunca deben venir normadas desde “arriba”, ya que entonces “quedaría prohibido, y cuando el profesor necesite mandar una tarea, no podrá disponer de ella. Eso es absurdo”, indicó.

Ante esta crítica, Lavín responde que la decisión fue tomada “por la dirección de Educación, en conjunto con los directores (…), pero no es una cosa que a mí se me haya ocurrido”.

Añade que seguirán atentos a los resultados para ver si es posible mantener las tareas fuera de su comuna.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here