El Baile de los que sobran

0
68

Tal y como señalo en mi reseña, trabajo en un colegio particular subvencionado de alta vulnerabilidad…Por efecto de la reforma (a causa de ella o usándola como excusa) a fin de mes cierra sus puertas…Y aquí entra en juego el futuro laboral incierto de los profesores y el porvenir de los estudiantes…Y con estos últimos, comienza el baile de los que sobran…Miro a mis alumnos en el patio, muchos hijos del rigor, del abandono, la violencia y la droga y me pregunto ¿A dónde irán a parar? ¿Alguien se preocupará de quienes son, de sus temores, sueños y anhelos? Porque los docentes, muchas veces, hemos perdido el norte en cuanto a darnos cuenta de que estos jóvenes que nos responden mal o con violencia son personas que, muchas veces, tienen problemas más graves que los que puede tener un profesional de clase media como lo somos nosotros.

Me pregunto ¿Dónde irán a parar Pedro, Juanito y Francesca? ¿Quién escuchará a Gabriela o motivará a Manuel para seguir sus sueños?

Porque en cada escuela hay Pedros, Juanitos, Francescas, Gabrielas y Manueles que son ignorados, me preocupa el futuro de mis alumnos…Me preocupa que en otro colegio se diluyan entre la masa, como lo diría Ortega y Gasset, que se vuelvan un número y nadie los aliente a seguir adelante.

Esta es una consecuencia indirecta de la Reforma…Porque estos alumnos que tenían su espacio aquí, que eran escuchados y amados, tendrán que buscar nuevos rumbos lejos de quienes los conocemos, para empezar de cero…Por eso afirmo que la Reforma educacional no será efectiva mientras no se vea realmente a estos niños, a los que participan día a día en el baile de los que sobran.

*Título de la canción de Los Prisioneros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here