El experto en educación de Harvard que se sorprende que enseñen sobre la Revolución Francesa en Chile

0
70

En los últimos 50 años, David Perkins ha estudiado las distintas técnicas que se utilizan para impartir el conocimiento en la sala de clases, y cómo la educación ha cambiado para ayudar a comprender una sociedad cada vez más compleja.

Fuente: Qué pasa.

Lo primero que le llamó la atención de sus investigaciones en Chile fue que aquí se enseña la Revolución Francesa, y se aplica a los distintos procesos geopolíticos de la historia contemporánea. Para David Perkins (77), académico norteamericano de la Escuela de Educación de Harvard, y miembro fundador del centro de investigación Project Zero. Allí, Perkins lleva casi 50 años teorizando y ejecutando propuestas para entender y mejorar las habilidades docentes en el proceso escolar, el razonamiento, comprensión y resolución de problemas, entre otros.

En octubre Perkins estará en Chile para impartir la charla Educando a nuestros estudiantes para un mundo cambiante, organizado por Fundación Educacional Seminarium. Perkins conversó con Qué Pasa sobre el devenir de la educación y cómo ésta debe cambiar para enfrentar las complejidades de la sociedad.

¿Cómo nació la idea de hacer Project Zero?

Después de dar mi doctorado, a principios de los años 70’s, básicamente me dediqué a levantar el Proyecto Zero junto con otros colegas. Comenzamos como un pequeño Centro de Investigación, guiados por estudios basados en el pensamiento filosófico. Pero, a mediados de los 70’s, comenzamos a estar involucrados de manera más práctica en materia de educación.

¿En qué ha cambiado la forma de educar durante las últimas décadas?

Hemos desarrollado muchas herramientas para obtener una perspectiva global de la educación. Hace unas décadas atrás, los estudios en educación estaban muy basados en los conceptos básicos que se impartían en las escuelas, como la alfabetización. Ahora, la visión de educación está enfocadas en otros objetivos, en las habilidades del siglo XXI, tales como el pensamiento creativo, la coordinación para trabajar con otros. Es decir, en habilidades para poder desenvolverse en esta compleja y globalizada sociedad.

El entendimiento de ideas complejas, como la economía por ejemplo, es muy importante en la actualidad. Aunque eso no se aplica en cada país, en cada región, en cada escuela. Pero la verdad es que la tendencia va en aumento.

¿Cuáles deberían ser los principales temas para enseñar?

Yo creo que la la cuestión no va por lo que se enseñe. En vez de buscar qué tema enseñar y cuál no, es mejor buscar la mejor manera de captar la atención. Por ejemplo, la matemática suele perder atención de los estudiantes cuando se tratan temas que no están aterrizados en aplicaciones prácticas, como pasa muchas veces con álgebra y cálculo. Sin embargo, cuando se aplican materias de estadística y probabilidad, que las estamos aplicando todo el tiempo, los jóvenes tienden a mostrarse más interesados en ellas. Esto los lleva a que puedan entenderlas y aplicarlas de una manera más efectiva.

¿Están los profesores preparados para saber qué cosas deben enseñar y cómo deben captar mejor la atención de sus alumnos?

Yo creo que están haciendo su trabajo, y es un gran comienzo. Hay un viejo dicho que dice que “lo mejor es enemigo de lo bueno”, y la mayoría de los profesores buscan día a día adecuarse para captar la atención de estudiantes que se enfrentan a un mundo complejo. También lo están haciendo los padres, incluso los políticos. Yo prefiero ver el vaso medio lleno de esta situación. Roma no fue construida en un día.

¿Cuál debiese ser la mejor forma de enseñar, de captar la atención de los niños?

La enseñanza tradicional apunta a ser una fuente de conocimiento conceptual. Es decir, economía, historia, estadística y otras cosas cosas que te puede “decir cosas sobre algo”.

Ahora, la información ya no es estática, se utiliza y se discute para entender cosas que ocurren alrededor de las personas. Esto es parte de algo que llamamos “conocimiento en acción”. Ellos ponen a trabajar el conocimiento y lo aplican en sus vidas, en su mundo.

En Santiago, una de las cosas que aprendí fue que pasaban la Revolución Francesa ¿Qué sentido tendría eso? Y descubrí que la usan para entender muchas cosas que sucedieron en el mundo, cómo funciona la política mundial, cómo surgen los distintos episodios de lucha revolucionaria. Ese ejemplo significa que tenemos que que pensar que la información debe ir guiada hacia una reflexión en lo actual, en una aplicación práctica.

¿Qué temas le interesa tratar en su próxima visita a Chile?

Voy a trabajar con un par de colegas, a dar charlas en Seminarium, y a entender un poco más del sistema de educación en Chile. Quizás aprenda más cosas en mi visita. Tengo algo de experiencia en cómo se ha desempeñado la educación en países de Latinoamérica como Colombia y Venezuela, antes de que las cosas se tornaran “extrañas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here