«El feminismo aporta a la disciplina”

0
231

Género MujerPara Paula Riquelme, psicóloga y académica de la Universidad Católica Silva Henríquez, la formación de profesionales en esta área, debe contemplar la enseñanza de teoría feminista y estudios de género. Tener estos conocimientos, asegura, permitirá una mayor comprensión y reflexión al momento de tratar con pacientes.

Por Belén Peña (La Tercera)

La Escuela de Psicología de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH), apunta principalmente a formar estudiantes con capacidades profesionales y genéricas, que les permitan tener diferentes miradas, teorías y, sobre todo, analizar su propia práctica, con un fuerte énfasis en lo social y en los Derechos Humanos.

Paula Riquelme (35), psicóloga y académica de la casa de estudios desde hace cinco años, se encarga de enseñar cursos como Clínica con Pacientes Adultos, Psicología Psicoanalítica y Clínica con Pacientes Mujeres, además de guiar tesis y supervisar prácticas profesionales.

De acuerdo a su experiencia, asegura que hubo un importante cambio tras el movimiento estudiantil feminista que tuvo lugar este año, a nivel nacional, y en el que también se hicieron parte las alumnas de la universidad.

A través de instalaciones para generar conciencia y la creación de espacios de diálogo, el estudiantado se sumó a las demandas de educación no sexista, aplicación de protocolos contra el acoso sexual y la violencia de género.

“Las y los estudiantes, en mis cátedras, comenzaron a tener más ganas de hablar de feminismo y menos de teoría psicoanalítica”, afirma. “Tenían la necesidad de encontrar referentes para entender las situaciones de violencia que vivimos como mujeres en espacios públicos o académicos”.

Para Riquelme, antes del movimiento, la discusión en torno al feminismo en la UCSH no se había generado en profundidad, pese a que sí había dirigido tesis relacionadas con temas de género. “Estar hablando ahora de esto, tiene que ver con el cambio que hubo. Las estudiantes volvieron a posicionar hablar de feminismo o, mejor dicho, de feminismos, porque son muchos”.

Enfatiza además que, “claramente hay un antes y un después, en términos de pensar qué enseña una como profesora o profesor. Tenemos que estar a la altura de sus demandas”.

Riquelme analiza también el lugar que tienen los colectivos, cuando las mujeres denuncian episodios de violencia, espacio que asegura que muchas veces prefieren, por sobre acudir a un psicólogo. A partir de este fenómeno, es que considera fundamental poseer todos los conocimientos necesarios. “El feminismo aporta a la disciplina. Es importante que tengamos una formación que implique aprender teoría feminista y de género”, comenta.

Sostiene que lo anterior, es primordial sobre todo a la hora de escuchar a las pacientes que hayan sido, por ejemplo, víctimas de agresiones sexuales al interior del matrimonio. Esto, a su parecer, les permitirá comprender el lugar que tiene la sociedad en el control del cuerpo, sexualidad y en enfermar a las mujeres.

“Es necesario que entiendan que una mujer está más expuesta a ser intervenida por la medicina, ya sea en el control de la natalidad, en el ámbito de la ginecología o en su salud mental”, expresa. “Muchas veces el sufrimiento de las mujeres, tiene que ver con sus condiciones de vida y con su precarización”.

En relación a quienes egresan de psicología de la UCSH, Riquelme precisa que, a diferencia de estudiantes de otras universidades, tienen una mayor sensibilidad con lo social, lo que se percibe en la evaluación de sus casos clínicos y en los temas que eligen para sus tesis, como género, diversidad sexual y el conflicto mapuche. Señala, además, que una parte importante de las y los alumnos se encuentra trabajando en organismos estatales, como el Sename, en el ámbito escolar y en el sector laboral, con trabajadores del sector privado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here