El juego Fortnite como literatura

0
102

Después de descubrir que el origen del videojuego Fortnite se encuentra en una novela llamada «Battle Royale», Cristian Olivé de Educación 3.0 encontró la excusa perfecta para explicar la literatura distópica en clase.

Desde hace ya un tiempo, Fortnite se ha convertido en un auténtico fenómeno social en el mundo de los videojuegos. El título ha popularizado un estilo de juego conocido como «battle royale». Es decir, partidas entre varios jugadores que luchan por ser el único superviviente.

En Fortnite, la trama se sitúa en un contexto apocalíptico con personajes que, al aterrizar en una isla repleta de armas y con pocas provisiones, tienen un objetivo marcado: sobrevivir ante el resto.

El origen del videojuego

El origen de todo se encuentra, ni más ni menos, en la literatura. En el año 1999 se publica la novela ‘Battle Royale’, del escritor japonés Koushun Takami. En el marco de la literatura distópica, la trama presenta un gobierno totalitario y controlador que promueve el terror y la competitividad.

Cada año secuestra un autobús de estudiantes para enviarlos a una isla evacuada donde deben matarse entre ellos. El éxito de la publicación despertó tanto interés que llegaron a hacerse hasta dos adaptaciones cinematográficas.

Fortnite es literatura

Fortnite es literatura distópica

Tras situar el videojuego en este mismo contexto, llego a clase y les lanzo el mensaje que tanto temen: Fortnite es literatura. Todo son caras de expectación pero también de decepción. ¿A qué voy dedicarle tantas horas a partir de ahora? ¿También tú, Fortnite, me decepcionas y te plantas ante mí como cultura?

Me río y aprovecho la curiosidad que he generado para pedirles que reflexionen sobre los conceptos de distopía y de utopía. Les sugiero que intenten comparar los gobiernos de ambas novelas con los de otras obras universales con sociedades parecidas. Inevitablemente, surgen títulos como 1984, Fahrenheit 451 o Un mundo feliz.

La práctica literaria

A partir de este punto, les propongo que se imaginen que en la sociedad de Fortnite existe un gobierno autoritario que ha creado una isla para atemorizar a la población. Y así es como poco a poco empezamos a transformar la trama del videojuego en una distopía. Los alumnos trabajarán en grupos de seis y deberán asegurarse, de que al menos dos personas del mismo grupo conocen el videojuego y han jugado alguna vez.

ejercicio literario proyector

En el planteamiento, el gobierno explicará por qué ha creado la isla. El conformista llegará a ese lugar sin cuestionarse nada. Mientras tanto, el rebelde hablará de su vida pasada antes de llegar ahí y deseará buscar un error del sistema para destruirlo.

En el desarrollo de la historia, el gobierno se percatará de la presencia de un rebelde. Éste, a su vez, buscará cómplices para que le ayuden pero se verá solo porque nadie querrá echarle una mano. El conformista, en cambio, seguirá con la venda en los ojos.

Gobierno fortnite

Entonces les anuncio en qué consistirá la actividad. Deberán escribir un texto narrativo de género distópico bajo diferentes puntos de vista: el de un posible gobierno, el de un personaje conformista y el de un personaje rebelde. Las tres historias deberán coincidir, aunque cada uno explicará los hechos según vea y sienta.

Fortnite personaje rebelde

Para el desenlace, no les sugiero ninguna pauta, aunque deberán conseguir que el rebelde destruya el sistema. Cada grupo podrá decidir qué medios usar, pero tendrán que basarse en elementos del videojuego. La historia de los tres puntos de vista deberá coincidir de principio a fin.

La respuesta de los alumnos es sorprendente. De hecho, aquellos que no siempre están dispuestos a dedicarle unas horas a la faena de clase adoptan el liderazgo en los grupos de trabajo. Imagino que, después de todo, no pueden permitirse fracasar en un trabajo que habla de Fortnite.

Fuente: Educación 3.0.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here