El método que usó tradicional colegio de Ñuñoa para dejar atrás las largas filas por un cupo

0
7

file_20170607130226El colegio municipal República de Siria, donde se vivía el mismo fenómeno que en el Salesianos Alameda, implementó un sistema en línea, aunque mantuvo la entrega de cupos por orden de postulación. “Nos complica el sorteo”, afirma el rector.

Por Natacha Ramírez, Emol

Las largas filas que ayer se vieron afuera del colegio Salesianos Alameda hasta hace un par de años eran frecuentes en el Colegio República de Siria, de la comuna de Ñuñoa, que también matriculaba a los alumnos de acuerdo al orden de llegada el día de la postulación.

Los apoderados comenzaban a llegar el día anterior y algunos llevaban hasta colchones o pasaban la noche en sus automóviles con tal de obtener uno de los cupos de ese colegio municipal, que destaca por su alto puntaje en la PSU, y que además tiene la ventaja de tener desde prekínder a 4° medio.

“El último año fue muy complicado, hacía tanto frío que tuvimos que pasar a las personas a un comedor y convidarles café en la madrugada”, cuenta a Emol el director, Óscar Vilches.

Dice que por eso, a partir del proceso de admisión 2016, decidieron cambiar ese sistema e implementar una postulación en línea, que se realiza únicamente a través de Internet. Allí los apoderados deben completar un formulario y adjuntar el certificado de nacimiento del alumno –el único requisito que piden es que tenga la edad que corresponda–.

Así los apoderados ya no deben acudir al establecimiento y se evitan las colas y las incomodidades. Sin embargo, la forma de determinar qué alumnos son admitidos en el colegio sigue siendo el estricto orden en que se inscriban, ahora por Internet. Por eso, a cada persona se le entrega un comprobante con el día y hora en que postularon, y luego se les informa, vía correo electrónico, quiénes son los alumnos que quedaron en el colegio, basándose en el orden de postulación y en que cumplan con la edad.

El resto queda en lista de espera. El director afirma que, si bien ha solucionado el problema de las colas, de todas formas ese sistema “trae insatisfacciones, porque queda mucha gente descontenta igual, la que ingresa tarde y queda fuera del sistema, pero por lo menos los papás no se exponen al frío”.

“Hay un mérito en quienes se inscriben primero”

Ayer, a raíz de lo ocurrido en el colegio Salesianos Alameda, el Ministerio de Educación sugirió a aquellos colegios que no tengan selección que utilicen un método aleatorio o sorteo, en lugar de entregar los cupos por orden de llegada, ya que así “todos tienen las mismas oportunidades de entrar al establecimiento”.

De hecho –según la Ley de Inclusión–, en 2019 todos los colegios del país que reciban aportes del Estado deberán usar ese método. Sin embargo, el director del colegio República de Siria reconoce que “nos complica el tema del sorteo”, el que considera “bastante injusto”, y defiende que sí hay un “mérito” en quienes llegan primero a matricular a sus hijos.

“Siempre hay un mérito de quien se preocupa, se mete a la página web, se inscribe primero, creemos que ahí hay un pequeño mérito. Las familias que están muy preocupadas, que se acercan al colegio y que tienen interés son las primeras en inscribirse, por lo menos hay un mérito de estar a las 8:30 responsablemente inscribiendo a su niño”, afirma. Otro argumento que da a favor del orden de llegada es que “es más frío decirle a las personas que se coparon las vacantes, porque el tema termina ahí. Pero en los sorteos las personas se exponen a una situación fuerte, es una situación emocional difícil y es terrible darles la noticia”.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/06/07/861753/El-metodo-que-uso-tradicional-colegio-de-Nunoa-para-dejar-atras-las-largas-filas-por-un-cupo.html

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here