El –no–debate en la educación en Chile: La Educación de Adultos

0
140

Mientras finalizábamos el 2013 y, en medio de las elecciones parlamentarias y presidenciales, salió por la prensa que 5,2 millones de Chilenos no han terminado su formación escolar, tanto primaria como secundaria. No obstante, ante el revuelo que significó conocer esas cifras la reacción duró poco y se retornó a lo que era la carrera presidencial. Sin embargo, el internarnos en la Educación de Adultos (EDA), en Chile, es complejo. La tónica de las investigaciones en EDA son tres: Democratización, Cobertura y Alfabetización instrumental, pero ¿sólo a esto se restringe la EDA?. Acá hay un debate que no se ha llevado a cabo y que, a mi parecer, lo estamos evitando, casi corriendo; la falta de interés es tremenda y delegamos esto a ONG’s u otros organismos que se encargan de la educación de adultos casi como un mero trámite, algo para cumplir los requisitos socioeconómicos para optar a un mejor trabajo.

Ante este escenario de despreocupación y la propia inquietud persistente sobre la EDA, es que me preocupa lo siguiente: ¿Qué estamos haciendo con la Educación de Adultos? Pareciera que haber aumentado el ingreso de jóvenes desertores del sistema regular hacia la matrícula de los colegios/escuelas de adultos, fuese una solución bastante cómoda, como también, el tema de los exámenes libres. Flexibilidades y libertades que están ad-hoc a las vidas de adultos que ya están insertos en la vida laboral. En tanto Venezuela está en pleno debate curricular nacional que se imparte, acá, ni en la educación regular-tradicional y menos en la EDA, será tocado ni debatido. Ahí está el punto ¿Por qué no tocar el currículo? En Chile la EDA posee un Marco Curricular rico en alfabetización instrumental y en formación técnica y de oficio para que, adultos y jóvenes sin posibilidades (en realidad, oportunidades negadas implícitamente) de acceso a la Educación Superior, tengan herramientas de trabajo. Una observación que no deja de ser interesante, es que también en Chile no existe en ningún pregrado la Pedagogía para Adultos o formación Andragógica, como también, no existen especialistas en Currículum Instrumental ¿Qué está pasando en la Educación de Adultos en Chile?.

Las cifras a las cuales me refiero en un principio son espeluznantes, nos revelan los espacios simbólicos dentro de la urbanidad y ruralidad de nuestro país, como también las brechas socioeconómicas y, por sobre todo, culturales, que hemos ido desarrollando en Chile. El escenario es crítico, en sí, en toda la educación. No es intención de quien suscribe ser apocalíptica ni premonitora de catástrofes, sino todo lo contrario: es plantear interrogantes que ignoramos o que no damos peso en su más profunda orgánica constitutiva, pero que sí podemos resolver como sociedad, como profesores, estudiantes, padres y chilenos. La educación es para todos, todos merecen esa calidad, gratuidad y lo público que tanto se anhela y pelea ¿Por qué dejar la EDA de lado o, también, a los estudiantes de postgrado? Ya, eso último, es tema para otra reflexión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here