El poder del Coaching

0
4

blogHace un par de días culminamos un nuevo curso de entrenamiento en Coaching junto con el equipo de Smart Coach. Nuevamente tuvimos el privilegio de conocer personas, historias, habilidades y expectativas de quienes fueron en busca de una nueva herramienta para su desarrollo profesional y acabaron con algo más entre las manos.

Actualmente, existe una amplia oferta de servicios y cursos de entrenamiento en Coaching, aunque así como existe variedad de posibilidades, también existe mucho desconocimiento frente a una disciplina que ha tomado fuerza en los últimos años y que en cierta medida se ha convertido en una nueva moda dentro del desarrollo personal y de los recursos humanos en las empresas.

Esta gran deseabilidad frente al Coaching ha llevado a que muchas personas y empresas ofrezcan lo más variado e inverosímil bajo el título que hoy todos buscan, llevando a una distorsión aún mayor sobre aquello que realmente es Coaching y las capacitaciones, consultorías, mentoría y charlas convencionales.

Algunos corriendo tras esta herramienta acaban encontrando más marketing que aprendizaje, más confusión que contenidos o más distorsión que crecimiento, y frente a ello debemos tener cuidado y actuar responsablemente. Ni consultores, ni psicólogos, ni relatores son Coaches por el hecho de declararlo o de seguir haciendo lo de siempre bajo un nuevo titular. Acompañar y acompasar los procesos del otro para que integre sus dimensiones y con ello potencie su crecimiento es una filosofía de vida y de trabajo, que se plasma con claridad en los roles, la metodología y los resultados de un coaching ético y profesional.

Fue ello lo que pudimos ver en el entrenamiento de coaching de este mes. Personas que fueron a buscar una herramienta para el trabajo y se encontraron con partes esenciales de ellos mismos y una herramienta que les permite abrir puertas y ventanas y llegar a sus metas, ayudando a los demás a alcanzar las suyas. Ver las caras de emoción y sorpresa al ir descubriendo por sí mismos sus anhelos, sus valores y prioridades, su futuro en lo inmediato y saber cómo, cuándo y de qué manera lo llevarán a convertirse en realidad.

Saber cómo podemos integrar aquellas piezas que conforman el puzzle de nosotros mismos y que al ver la figura completa podes descubrir su sentido y su propósito, que nos conecta con las motivaciones más profundas que hacen brotar inequívocamente los pasos que nos llevan a alcanzar todo aquello que nos proponemos. Y tú ¿te atreves a descubrirlo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here