El positivo impacto de los niños migrantes en las escuelas

0
182

Los resultados inmediatos no solo son alentadores, sino que además permiten vislumbrar la conformación de una sociedad mejor, efectivamente, en las escuelas y jardines con presencia extranjera se ha observado una notoria mejora de la convivencia escolar.

Fuente: Diario Concepción.

El mapa del estudiantado extranjero en el sistema escolar chileno, en el periodo comprendido entre los años 2015-2017, elaborado por el Centro de Estudios Mineduc, permite apreciar   un panorama general de las características demográficas, la presencia en los establecimientos educacionales, y la distribución geográfica de esta población, un asunto de particular interés, ya al considerar el contexto chileno, desde el año 2013 al año 2015, la población extranjera aumentó en más de un 30%.

Al mismo tiempo, el alumnado extranjero aumentó de un 0,9% de la matrícula total del sistema educativo chileno en 2015,  a un 2,2% en 2017, llegando en este último año a constituir un 3,5% de la matrícula del sector municipal, en una posible relación directa con la cantidad y distribución de la población nacida en Chile y población extranjera. Según la información disponible,  en el año según región, 2015, el total de nacidos en Chile era 16.970.061  y  465.319 el total de nacimientos de extranjeros, con una  proporción relativa a total de 2,7%. Las mismas correspondientes cifras en nuestra región eran 2.053.140,  5.547 y  0,3%, respectivamente.

Como es de esperar, la presencia y aumento de personas extranjeras en Chile ha tenido también un efecto sobre el sistema escolar nacional, en todos los niveles y dependencias administrativas, con un incremento del alumnado extranjero matriculado, así en el año 2015 estaban matriculados 30.625, cantidad que se duplicó al año siguiente y llegó a 61.086, contabilizándose 77.608 en 2017.

Es importante señalar que una gran proporción del estudiantado extranjero se matricula en establecimientos municipales, especialmente, si se considera la evolución que ha tenido la matrícula de los colegios de esta dependencia administrativa. Desde el año 2002, la cantidad de estudiantes en este tipo de establecimientos venía disminuyendo año a año, mostrando una relativa  estabilización. Es posible entonces que el aumento en la cantidad de estudiantado extranjero en el sistema y particularmente en los colegios municipales, haya contribuido a detener esa tendencia.

Actualmente, en la Región del Bío Bío,  la inclusión de migrantes en el sistema escolar corresponde a más de 1.500 niños, situación que ha obligado a efectuar considerables cambios y adaptaciones, una tarea que se ha debido aprender con la práctica. Sin embargo, los resultados inmediatos no solo son alentadores para todos los involucrados, sino que además permiten vislumbrar la conformación de una sociedad mejor, efectivamente, durante los últimos dos años, en las escuelas y jardines inclusivos que tienen presencia extranjera en sus aulas se ha observado una notoria mejora de  la convivencia escolar, formando a niños más íntegros y respetuosos con los otros.

En el informe “Los prejuicios de los niños, niñas y adolescentes chilenos” de la Unicef, se observa que los prejuicios son menores en aquellas escuelas donde hay una política de integración de grupos más vulnerables. Esto confirma que es posible disminuir la discriminación, fomentar la tolerancia y el respeto trabajando en la propia escuela.

La sociedad chilena, por una diversidad de causas, se ha descrito como racista y fuertemente discriminadora, la llegada de otras culturas, más diversas y con valores diferentes, bien puede ser una excelente oportunidad para hacernos más tolerantes y receptivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here