Nuevo enfoque para enseñar ciencias es prestar atención a la comunidad

0
78

Entrelazar la materia con la cosmovisión de comunidades indígenas es importante en la región latinoamericana, indicaron los especialistas. A nivel global es necesario enseñar a los alumnos a cuestionar lo que se publica en la web.

Por M. C. (El Mercurio)

Para enseñar ciencias no basta con pedir a los alumnos que abran un cuaderno y se aprendan la materia de memoria. Desde hace unos años, los especialistas en el tema sugieren fomentar el conocimiento a través de actividades prácticas, como monitorear el caudal de un río para aprender sobre cambio climático, reducción de desastres naturales o consumo sustentable.

Durante el seminario “Inclusión, diversidad y aprendizaje del futuro en la enseñanza de las ciencias” que organizó la Universidad Católica, académicos latinoamericanos y finlandeses sugirieron ir un paso más allá. Al enseñar ciencias, hoy es importante tomar en cuenta a las comunidades a las que uno se dirige, advirtieron.

“No se debe invisibilizar a los países multiétnicos”, indicó Silvio Daza, académico de la Universidad de la Paz de Colombia, haciendo referencia a su país, pero extendiendo el mensaje a la región en general, donde -recordó- habitan muchas comunidades indígenas que tienen una cosmovisión ligada a la naturaleza, la que se puede entrelazar con la idea de aprender más allá de cuatro paredes. “La noción de estaciones solo tiene sentido cuando se considera el movimiento de los animales, el crecimiento de las plantas o el movimiento del agua. Hay una relación entre cada elemento”, dijo como ejemplo.

“Una de las cosas que se debe hacer es ir al contexto, relevar las necesidades de cada lugar y desarrollar unidades didácticas en función de estas”, indicó Leonor Bonan, investigadora de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina. En El Impenetrable -una región de bosque nativo al noroeste de la provincia del Chaco-, un problema importante es la disposición y almacenamiento de agua, por ejemplo.

“La problemática fue propuesta por la comunidad aborigen, los qom”, comentó la académica. Como la zona tiene escasez de agua y hay inconvenientes por la contaminación, se creó un plan de estudios que incluye aprender sobre las propiedades de plantas que sirven para aclarar el agua. Además se enseña cómo disminuir los desechos que producen los hogares.

“El currículum no puede ser ajeno a la realidad”, destacó Norbert Erdmann, de la Universidad de Turku en Finlandia.

La idea de aprender en base a proyectos y experiencias prácticas es promovida por el país escandinavo, que destaca por sus resultados en educación. Pero en el último tiempo, en Finlandia se dieron cuenta de que si el objetivo es llevar la realidad al aula, internet no puede quedar fuera: la web supone una plataforma de comunicación fundamental en la vida de las nuevas generaciones. Además, en una era de teorías conspirativas que se divulgan de forma acelerada -el peligro de las vacunas, la inexistencia del cambio climático o las dudas de si la Tierra es realmente redonda-, es vital que la nueva forma de enseñar ciencias considere buscar y priorizar información que viene de la web.

Mirjamaija Mikkilä-Erdmann, también de la Universidad de Turku, lo resumió así: un buen profesor de ciencias debe enseñar a sus alumnos a hacer búsquedas efectivas, así como a evaluar de forma crítica las páginas y el contenido que encuentra. A los niños se les debe enseñar a cuestionar si los datos son verificables, y se les debe pedir que hagan su propia síntesis de lo que encontraron. En este último punto, es importante que a su resumen agreguen datos sobre sus propias averiguaciones empíricas. “No queremos solo copy-paste “, dijo.

Fuente: El Mercurio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here