Escolares de Lota ganan concurso con proyecto que transforma basura

0
100

El Concurso Transforma es organizado por la UAHC y el proyecto ganador transforma basura de la feria en biocombustible.

Un sofisticado biodigestor que convierte la basura de la feria libre de Lota en biocombustible, se llevó el primer lugar del concurso Transforma, organizado por la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), que se extendió durante los últimos seis meses y que convocaba a escuelas de todo el país para presentar proyectos de cambio social ante un amplio espectro de problemáticas.

44 proyectos provenientes de recónditos lugares de Chile se presentaron para llevarse el premio, que entregaba recursos materiales y asesoría técnica para su implementación.

En total, los finalistas fueron 11 proyectos que proponían dejar registro de la llegada de migrantes al país, el rescate del patrimonio gastronómico en el sur de Chile, muralismo anclado en la cosmovisión aimara o socializar bancos de semillas en zonas agrícolas, entre otras.

Los alumnos de segundo medio, Catalina Carrillo, Priscilla Sáez y Dylan Valencia del Liceo Baldomero Lillo de Lota, se adjudicaron este triunfo en el concurso al proponer una solución para dotar de una cocina sustentable a un comedor social de la comuna.

Se hacen cargo así de la realidad de cientos de personas en situación de calle, que son resultado de la crisis del carbón de los años 90 en la zona y que, a la vez, plantea un destino sustentable para las toneladas de basura que genera la Feria Libre de Lota.

Presentado en impecables aspectos técnicos e históricos, el proyecto fue destacado por el jurado junto a la compleja lectura que la propuesta hizo de su entorno.

Concurso Transforma

El rector de la UAHC, Pablo Venegas se refirió al meritorio premio de los jóvenes de Lota, como una idea que se gesta directamente desde un territorio deprimido.

“Consideramos la dificultad de este proyecto que realiza una lectura compleja acerca de su localidad, su historia, la pobreza y la posibilidad de aportar desde las tecnologías sustentables. Temáticas que desde un comienzo al concurso Transforma le interesaba relevar”, indicó.

El mismo premio se llevaron las alumnas del Liceo Abate Molina de Talca, Dominica Contador, María José Pérez, Antonia Rosales e Isadora González con su proyecto que busca dejar memoria de los testimonios de estudiantes de Enseñanza Media que estudiaron en el liceo durante la dictadura.

Un trabajo que se verá potenciado con la realización de un documental y la publicación del material, que será discutido como parte de las actividades de Formación Ciudadana en el resto de los colegios de la zona.

Al respecto, el Premio Nacional de Educación 2017, Abraham Magendzo, presidente del jurado, dijo sentirse sorprendido y aliviado de que muchos proyectos consideren el rescate de una memoria de la comunidad, como sinónimo de poner la educación al servicio de los problemas centrales del país.

“Ojalá hubiera colegios de muchos lugares del país que hicieran trabajos basados en la historia local y la memoria de sus comunidades. No existe una sola memoria, sino tantas como personas han vivido. Y que vengan jóvenes a rescatar ya una de ellas, es algo muy valioso para el “Nunca más”. ¿Y cómo se logra eso?, con la iniciativa que han tenido estos estudiantes y este tipo de proyectos”, señaló.

Por otro lado, el liceo Eugenio Pereira Salas, de la comuna de Pedro Aguirre Cerda, planteó la necesidad de crear un documental sobre la reconfiguración del barrio Lo Valledor, con la llegada de sus nuevos vecinos migrantes, y se llevó un premio especial a la mejor metodología que también financiará la iniciativa.

En la misma línea, el proyecto Patrimonio Inmaterial de la Gastronomía de Puyehue, del Liceo Las Américas, será asesorado técnicamente durante todo el proceso por la Escuela de Cine de la UAHC, para finalizar con un registro audiovisual que destaque la riqueza culinaria del lugar.

El rector Venegas reiteró su gratitud por la participación de los colegios y sus profesores, quienes hicieron eco de los valores de la Academia comprendiendo un proyecto comprometido con el cambio social.

“El desafío de darnos a conocer en el resto del país no podría haber sido de otra forma. A través de iniciativas como las que nos hicieron llegar, nos queda claro que fue una buena decisión no haber gastado recursos en otras formas de difusión. Todos ustedes son hoy lo que nosotros queremos que sean nuestros profesionales como parte de un país democrático y personas conscientes de los problemas que hay que mejorar”, dijo a los escolares presentes.

Fuente: Radio BioBio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here