España: Pedagogos defienden el uso de las cámaras en las aulas para mejorar la calidad de la docencia

0
36

UnknownEl dispositivo de vídeo nunca debería utillizarse con fines punitivos, advierten.

¿Cómo puede un profesor repartir el material que se va a utilizar en clase en menos de dos minutos y sin que eso altere el orden del aula? Hay vídeos de profesores que lo enseñan. También los hay para mostrar cómo es posible mejorar en la enseñanza de Matemáticas o en la aplicación de un dictado. La entrada de las cámaras en las aulas, pero para grabar al profesor, es un fenómeno casi inédito en Catalunya, pero cada vez más utilizado por investigadores y pedagogos. «En muchos países es una herramienta muy útil para la mejora de la calidad docente«, explica Ismael Palacín, director de la fundación Jaume Bofill, especializada en el ámbito educativo y una de las promotoras del programa de innovación pedagógica Escola Nova 21.

«La mejora en un profesor puede llegar, evidentemente, por la incorporación de innovaciones técnicas, pero también por oficio, por la adquisición de hábitos y maneras de trabajar, y se está comprobando que la grabación en vídeo facilita la observación, el análisis y el comentario entre compañeros», indica Palacín. Son varias las universidades catalanas que han introducido ya este sistema de trabajo en sus investigaciones en el ámbito pedagógico y hasta la Conselleria d’Ensenyament está estudiando implicarse en este tipo de acciones, «siempre con el fin de contribuir a la mejora de la calidad docente», indica su director en el servicios territorial de Lleida, Miquel Àngel Cullerés.

CON PROPÓSITOS FORMATIVOS

Los pedagogos coinciden en que no hay que oponerse por sistema al uso de cámaras en las aulas, «pero siempre con un propósito formativo«. Jamás deberían dárseles fines punitivos o de vigilancia. «Entre otras razones, porque llega un momento en que los alumnos acaban por acostumbrarse a la presencia de las cámaras, que en un principio pueden resultarles intimidatorias», explica Maria Rosa Buxarrais, catedrática de Teoría e Historia de la Educación en la Universitat de Barcelona (UB), que utilizó grabaciones de video de clases escolares para su tesis doctoral.

«No me parece ético hacer uso de cámaras para mantener a los estudiantes bajo control, porque atenta contra su dignidad, cuando lo que se tendría que hacer es un trabajo, primero individual y luego de grupo, para que aprendan autocontrol y se autorregulen ellos mismos», defiende la profesora, que es especialista en educación en valores. Antes de llegar al extremo de colocar cámaras, agrega Miquel Àngel Cullerés, que también tiene experiencia como educador, habría que «dar a los estudiantes la posibilidad de demostrar que son responsables y autónomos».

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here