Estas experiencias muestran que sí se puede lograr una educación de calidad sin selección

0
52

Por Educación2020

Estas experiencias muestran que sí se puede lograr una educación de calidad sin selección. A propósito de la discusión en torno a reponer la selección por rendimiento académico, presentamos proyectos educativos que apuestan por la inclusión, desde la convicción de que todos los niños, niñas y jóvenes, sin distinción, pueden y deben desarrollar al máximo su potencial en las escuelas.

Esta semana se comenzaron a discutir los dos proyectos que esperan modificar el actual Sistema de Admisión Escolar (SAE) —iniciativa conocida inicialmente como Admisión Justa—, que busca reponer la selección por rendimiento académico. Se trata de iniciativas que desde Educación 2020 consideramos que representa un retroceso en términos de equidad e inclusión (noespremio.com), caminos por los que, precisamente, varios municipios han apostado.

Este es el caso del municipio de Renca, que se ha propuesto mejorar la calidad educativa con la convicción de que “es la educación pública el corazón de la comuna”. Pero esto no siempre fue así. Según recuerda el alcalde, Claudio Castro, “hace algunos años todos los esfuerzos se centraban en un colegio de excelencia, mientras que las otras 14 escuelas eran prácticamente dejadas de lado”.

A partir de esta realidad, el municipio comenzó un fuerte trabajo de fortalecimiento de la educación pública, a través de acciones muy concretas: se aumentó la inversión en infraestructura, se crearon salas tecnológicas con conexión a internet y se impulsó una mejora salarial para los educadores. Pero la apuesta comunal por el fortalecimiento de la educación pública no sólo se ha quedado en las mejoras de las escuelas. Hace dos años comenzaron a implementar un sistema similar al SAE, software que permite que las familias postulen a los colegios de la comuna.

¿Cuáles han sido los resultados de esta verdadera reforma? La mayor parte de las escuelas mejoraron su calidad educativa y con ello aumentaron su matrícula. En otras palabras, al existir una mayor oferta de calidad en la comuna, las postulaciones se distribuyeron mucho mejor y con ello mejoró la satisfacción de las familias.

Así lo asegura Castro, quien añade que, como era de esperar, “al principio fue difícil realizar el cambio en los padres y madres, quienes manifestaron un descontento inicial”. Pero esto lejos de amilanar el entusiasmo del municipio, los motivó a desplegar toda una campaña informativa el segundo año. “El SAE es un cambio cultural y por eso creemos que es necesario que asumamos la responsabilidad de informar y entregar las condiciones para que las familias postulen de la mejor forma”, enfatiza.

Innovación y afectividad, claves en la inclusión

Ingresar al Colegio Angol, de La Araucanía, es introducirse en una experiencia educativa que invita a la inclusión. En sus espacios no sólo conviven más de mil estudiantes provenientes de contextos socioeconómicos y culturales diversos, sino también con necesidades educativas especiales. Hace años las puertas de este colegio subvencionado están abiertas a todos los y las estudiantes, sin ninguna barrera en el ingreso.

Según cuenta su directora, Yoselyn Troncoso, esta es una apuesta que se basa en una profunda valoración de las diversas características de los estudiantes y en la convicción de que la educación está llamada a sacar lo mejor de cada uno de ellos. Se trata de una visión que, a juicio de Troncoso, es a todos luces positiva: forman a personas que valoran las diferencias, y aprenden a vivir en un mundo que es diverso, lo que enriquece el proceso educativo. De hecho, actualmente el Colegio Angol es uno de los mejores establecimientos subvencionados de la región, con puntajes Simce e ingreso a la educación superior muy por sobre la media regional.

La mejor muestra de que este camino es el correcto la vivieron hace cuatro años. Por falta de vacantes, el establecimiento debía seleccionar por rendimiento en el paso de básica a media. Cuando aumentaron los cupos en primero medio, esto dejó de ocurrir. ¿El resultado? Los estudiantes mantuvieron los buenos puntajes en las pruebas estandarizadas, a pesar de que no todos tenían excelencia académica.

Cuando como colegio se tiene una alta exigencia académica, pero también se les entrega el apoyo afectivo y de contención a los estudiantes, todos logran aprender (…). Con esto nos dimos cuenta que la selección tiene valor cero en relación al trabajo que se hace cuando se tienen altas expectativas en los estudiantes”, precisa.

Y en lo concreto, ¿cómo trabajan la inclusión? Desde el equipo directivo impulsan un trabajo permanente con el profesorado para que eduquen a partir de las diferencias de los estudiantes, desde los valores de la afectividad, la inclusividad y el diálogo. Junto a esto, el colegio también ha apostado por metodologías de aprendizaje innovadoras, que permiten que los estudiantes aprendan desde sus propias vivencias e intereses, y realicen sus propias rutas en el camino del conocimiento.

“Trabajamos con proyectos interdisciplinarios, enfocados en el desarrollo de habilidades, y desde hace unos años implementamos Redes de Tutoría, con el apoyo de Educación 2020. Esto ha permitido que los chicos participen más, que sean protagonistas de sus aprendizajes, y que adquieran mayor autonomía y seguridad en sí mismos, porque es una metodología que respeta los ritmos de aprendizajes de cada persona. Independiente de sus diferencias, todos logran aprender y enseñar”, cuenta la directora.

Creemos que los proyectos que impulsa el Gobierno (para reponer la selección) son un retroceso respecto a lo que ya hemos logrado, que es instalar la equidad en la educación”

Énfasis en la formación docente

En Peñalolén también han apostado por una educación pública de calidad e inclusiva. De acuerdo a la alcaldesa, Carolina Leitao, esta es una comuna muy diversa en términos socioeconómicos y culturales, por lo que es necesario tener una oferta educativa que acoja a todos los estudiantes. “Todos los niños, niñas y jóvenes de la comuna necesitan educación de calidad. Es por eso que tenemos una escuela de segunda oportunidad y colegios que no seleccionan”, sostiene la edil, quien añade que “todos los y las estudiantes tienen distintos potenciales, son diversos y la educación de calidad debe ser un espacio capaz de acoger a todos y todas”.

En este sentido, la comuna ha realizado esfuerzos importantes para mejorar sus proyectos educativos desde el punto de vista de la infraestructura, pero sobre todo formativo. De hecho, docentes y educadoras de párvulo de la comuna han participado en un diplomado de inclusión, donde han desarrollado competencias profesionales para responder a las diversas características y necesidades educativas de los estudiantes. En esta misma línea, y con el fin de promover la integración de niños y niñas con dificultades motoras, los docentes se han formado en estrategias innovadoras para mejorar la experiencia educativa de estos estudiantes y que desarrollen todo su potencial.

Esta visión municipal ha permitido que las comunidades sean más abiertas y diversas, de acuerdo a Leitao. “Por eso creemos que los proyectos que impulsa el Gobierno (para reponer la selección) son un retroceso respecto a lo que ya hemos logrado, que es instalar la equidad en la educación”, puntualiza.

Estas son sólo algunas experiencias que demuestran que sí se puede educar con calidad sin seleccionar, pero sabemos que existen muchas más.

Si conoces otros casos, escribe a cnahuelpi@educacion2020.cl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here