Este peluquero hace descuentos a los niños que se atreven a leerle en voz alta estos cuentos

0
2

Los niños llegan por un corte de pelo, Ryan Griffin les ofrece un libro y los niños aceptan leer en voz alta mientras él trabaja. Entonces los pequeños se sumergen en historias que proyectan una imagen positiva de la comunidad afroamericana y aprenden a reconocer el poder de la lectura mientras les cortan el pelo.


Escrito por: Camila Londoño, en Elige Educar

Su nombre es Ryan Griffin y vive en una pequeña población llamada Ypsilanti, en Michigan donde desde hace 20 años tiene una barbería llamada Fuller Cut. Griffin parece un hombre cualquiera, con negocio como cualquier otro, pero en realidad no lo es. De una forma simple y contundente, este hombre, quien tiene un diploma en Estudios Afroamericanos, está generando un impacto en la educación de muchos niños que van a su barbería. ¿Cómo lo ha hecho? Él decidió establecer una tarifa especial de descuento (dos dólares) en el precio del corte de pelo para aquellos pequeños que se atrevan a leer un libro en voz alta mientras él trabaja. Pero hay un ingrediente extra en esta historia: la particular característica que tienen los libros.

Libro en la foto: Chocolate yo

Los libros que Griffin ofrece a su pequeños clientes no son sólo cuentos para niños…

Son historias que empoderan y que buscan proyectar una imagen positiva de la comunidad afroamericana de la cual tanto Griffin como los niños hacen parte. “Son libros escritos por y para afroamericanos. Quiero que los pequeños entren en contacto con sus iguales. Que lean sobre personajes que son atletas o astronautas y que partieron del mismo punto que ellos. Mi objetivo es que cuando el cliente abra la novela piense: ‘¡Vaya! Este chico tiene la piel y el pelo como yo, y es genial’”. Este peluquero tiene una larga colección de libros para ofrecer a sus clientes, y a través de esto está logrando que ellos se amen a sí mismos.

Libro en la foto: ¿Quién es Barack Obama?

Libro en la foto: Pelo grande, no importa

Un gran impacto

El impacto que ha generado esta idea es enorme. La historia no sólo ha dado la vuelta al mundo en Internet, sino que también ha cautivado a los pequeños que hacen parte de este “trato literario”. Ningún niño en la barbería de Griffin se niega a leer y tanto padres como profesores están encantados con la iniciativa. Muchos de esos profesores que trabajan en colegios de la zona, se han acercado a la barbería para felicitarlo, ellos saben que esta experiencia puede ser el inicio de un gran aprendizaje . Y aunque la idea no es del todo original, pues Griffin se inspiró en otra barbería de Nueva York que visitó en 2015, la estrategia que está utilizando sin duda contribuye a un cambio social especialmente necesario en el contexto estadounidense.

Lectura fuera de la sala de clase

Además de empoderar a los niños con historias positivas que resaltan lo maravillosos que son, este hombre está mostrándole a los pequeño el poder que tienen los libros. El ejercicio va mucho más allá de un descuento de dos dólares por un corte de pelo. Griffin está logrando lo que muchos profesores intentan a diario en la sala de clase: darle importancia a los libros, fomentar la lectura y formar lectores que encuentren el valor que tienen las historias en las que se sumergen. En este caso, aquellas que les enseñan a amarse y respetarse tal y como son por encima de cualquier cosa. Porque los libros definitivamente tienen ese poder, el poder de enriquecer la mente, el poder de transformar, el poder de engrandecer a pequeños lectores… incluso en los lugares más inesperados como un pequeña barbería.

Libro en la foto: Árbol de esperanza

Aplaudida por padres, profesores y niños… ¡Es sin duda una gran iniciativa!

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here