Estudio finlandés revela los beneficios de la danza escolar

0
72

Un estudio de la Universidad de las Artes de Helsinki (Finlandia), determina que la danza escolar combate el sedentarismo y es una puerta de entrada para otras actividades deportivas.

Editado por Marcelo Pizarro 

El Gobierno de Finlandia insiste, hace 8 años, en dar prioridad a la educación física en escuelas, para combatir la obesidad y el sedentarismo escolar. Desde ese punto de partida, el país europeo fomenta la danza en establecimientos educativos, así sea otorgando clases especializadas o pausas activas en las que los docentes solicitan movimientos improvisados a sus alumnos.

Según un informe elaborado por el programa de investigación Arts Equal, de la Universidad de las Artes de Helsinki,  muchos niños y adolescentes a los que no les gustan las actividades físicas, disfrutan de estos movimientos que permiten más libertad. El estudio da cuenta que la danza interesa más a los alumnos que otras actividades deportivas.

Según Anttila Eeva, Profesora de Danza escolar que estuvo detrás del estudio, no todos los alumnos sienten tener habilidades motoras para la práctica de deportes de competencia.

“Es una actividad en la que no se mide velocidad; no se necesitan evaluaciones numéricas de rendimiento. Esto es especialmente cierto en el caso de la danza creativa, del movimiento creativo, la improvisación de movimientos y la expresión corporal”, indica la docente a el diario El Mercurio.

La danza ayuda al desarrollo integral

María Verónica Canales, directora del Departamento de Danza de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, comentó que es relevante fomentar la danza en los centros de educación ya que ayuda al desarrollo integral de la comunidad escolar.

“Fomentar la danza en educación es fundamental para el desarrollo integral de los niños, ya que potencia sus capacidades creativas, críticas, reflexivas; la aceptación de su propia corporalidad y de otros”, comentó la académica. 

Según la investigación no se percibió que los adolescentes se sientan incómodos de moverse o expresarse corporalmente, cuando esta práctica es recurrente y compartida.

Fuente: El Mercurio 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here