Estudio revela que elección de directores por ADP no ha traído mejora en Simce y PSU

0
3

2001_Consejo_Escolar_01Autor del estudio, sin embargo, señala que ha contribuido a la percepción positiva que tienen alumnos y padres sobre los establecimientos.

Por G. Pardo, El Mercurio

Fue un exhaustivo análisis realizado por el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la U. Católica (Clapes UC), que incluyó a 777 establecimientos públicos para estudiar los efectos de la selección de directores de colegios que se han adscrito al sistema de Alta Dirección Pública.

Una de las conclusiones es que su impacto “sobre variables de desempeño escolar es más bien dispar”, claro que advierten que la evidencia empírica todavía no arroja aún resultados concluyentes.

En esta disparidad respecto del desempeño llama la atención que se “identifica un efecto negativo sobre el puntaje Simce de Matemática y nulo sobre el puntaje Simce de Lectura, lo que indicaría que en las variables cognitivas que mide esta prueba sobre desempeño escolar no habría evidencia favorable sobre una mejora entre los períodos bajo análisis. Lo mismo sucede con los resultados en materia de puntaje en la PSU de los egresados de media”.

Claro que se aprecia, dentro de las variables cualitativas, una percepción positiva de parte de padres y apoderados respecto de los colegios con posterioridad a la elección de directores por el sistema de ADP.

Clapes UC describe -a través de sus autores, Carlos Williamson, Macarena Kutscher y Manuela Errázuriz- que en 2011 entró en vigencia en Chile la Ley N° 20.501 sobre Calidad y Equidad en la Educación, que estableció un nuevo mecanismo de selección de directores de colegios municipales, con el fin de mejorar la gestión y administración de la educación pública y fortalecer el desempeño directivo.

Esto, explican, porque el sistema tradicional dejaba “en manos del municipio la selección y habitualmente era el alcalde el que tenía la última palabra en la decisión, lo que se prestaba a veces para el “clientelismo” o pago de favores políticos, sin garantías reales de convocar para esa labor a educadores con las competencias profesionales e idoneidad para la gestión directiva”.

Es por ello que la tarea encomendada a la ADP fue entregar su experiencia en la selección directiva por medio de concursos públicos, abiertos, competitivos y transparentes. La nueva ley también les entregó a los directores elegidos por este mecanismo la facultad de poder formar sus propios equipos directivos y despedir al 5% de su dotación docente entre quienes obtuvieran una evaluación insatisfactoria.

Fue así que el estudio de Clapes evaluó el impacto de la Ley N° 20.501, identificando que de 3.993 establecimientos educacionales que cumplen con los requisitos para concursar de acuerdo a la legislación, 1.492 de ellos lo habían realizado con resultado positivo a diciembre de 2015. Otros 422 los habían realizado, pero finalizando sin nombramiento, ya sea por ser declarados desiertos, nulos o simplemente por no ser finalizados.

Los autores del estudio señalan que no se aprecian mejoras significativas en los puntajes del Simce (de octavo básico) y de la PSU, pero que “hay que ser cuidadosos, sin embargo, al momento de evaluar los procesos de implementación y los tiempos necesarios para que los cambios tengan efectos. Aunque la literatura identifica al menos dos años para que el nuevo director influya en los resultados, no es descartable que en Chile puede tardar más tiempo para medir su real impacto”.

También destacan que “un impacto positivo en la proporción de alumnos matriculados en alguna de las universidades adscritas al sistema único de admisión, que es donde está la mayoría de las universidades selectivas”.

Otro punto que advierten es que “el que la evidencia sobre los resultados del cambio legal arroje resultados aún imprecisos, es una alerta para llamar la atención de que en este ámbito estamos posiblemente en un proceso de aprendizaje, implementación y ajustes de esta política pública y que, por lo tanto, hay mucho que aprender y eventualmente corregir”.

Seminario
El estudio será presentado hoy en el Aula Magna del Edificio MBA UC.

243 puntos
obtuvieron los alumnos en Simce de Lectura en 2011, y en 2015, con directores del sistema de ADP, alcanzaron 229.

425 puntos
obtuvieron los alumnos en la PSU de Matemáticas en 2011 y en 2015, con directores del sistema ADP, 436.

1.492
colegios han concluido con resultados positivos la selección de su director por el sistema ADP.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here