Evalúan adelantar cierre del año escolar por seguridad

0
177

Seremi de Educación aseguró que no apoyan el cierre del semestre, pero que se analizará caso a caso con los sostenedores.

Fuente: Diario Concepción.

La crisis social y política que vive el país ha generado repercusiones en todo ámbito, especialmente, en el educacional, tanto así que se analiza poner término anticipado al año escolar público y particular subvencionado, debido a la violencia existente.

Tras dos semanas de paralización, el lunes se retomaron las clases de forma parcial, con horarios acotados, buscando completar el currículum.

Pero los graves incidentes que protagonizaron el miércoles grupos de alumnos intentando ingresar a otros establecimientos para conseguir mayor apoyo en las marchas, llegando, incluso, a botar portones para conseguir su objetivo, no dan garantía de seguridad para el alumnado.

Andrés Carter, presidente de RedCol, que agrupa a establecimientos subvencionados de la Región, dijo que considerando los niveles de violencia de gente externa a los colegios que representa, están llanos a solicitar el cierre del año escolar, si las condiciones no mejoran.

Pero se trata de una decisión compleja, pues generaría problemas administrativos relativos a la subvención y falta de contenidos para los menores.

El panorama sería aun más difícil para el mundo municipal, que ya asumió una paralización de profesores que duró 51 días, con la respectiva pérdida de contenidos.

Jorge Riffo, director del Daem penquista, manifestó que si bien se decidió que los alumnos volvieran a clases, pensando que los niveles de violencia disminuirían, la situación ha sido distinta, por lo que hoy se reunirá con los jefes Daem de la provincia para evaluar la posibilidad de solicitar concluir el año escolar de manera anticipada.

Afirmó que la decisión no complicaría a alumnos de cuarto medio, que ya cuentan con sus contenidos y se están preparando para la PSU. Sin embargo, el panorama sería distinto para el resto de los cursos, pues implicaría que los estudiantes tengan un vacío de contenidos, por lo que el próximo año habría que hacer pruebas de diagnóstico y nivelación.

Paralelamente, en el marco de la desmunicipalización, está en curso el proceso de concursos para cargos y se prepara la puesta en funcionamiento del Servicio Local de Educación Andalién Sur, que unificará los establecimientos de Hualqui, Chiguayante, Florida y Concepción. Sería el primero que se instale en la Región a partir del 1 de enero de 2020.

Hasta el momento, la única petición oficial de término del año escolar es del Colegio Montaner de Hualpén, eso sí, sólo de séptimo básico a cuarto medio.

La situación es compleja

En ese sentido, el seremi de Educación, Fernando Peña, reconoció que la situación más compleja se vive en Chiguayante y Concepción, con niveles de asistencia cercanos al 50%, aunque destacó que el resto de las comunas están con clases normales.

Ante este panorama el seremi se reunió con profesores y alcaldes para determinar qué hacer, cita en la que decidieron continuar las clases la próxima semana, pero con horario flexible.

Eso sí, advirtió que la recalendarización implicaría que los alumnos de colegios municipales deban recuperar durante todo diciembre y los de particulares subvencionados hasta la segunda semana de ese mes.

Al ser consultado sobre la posibilidad de cerrar el año escolar en forma anticipada, afirmó que no es política del Ministerio, pero dijo que será una situación que se irá viendo caso a caso con cada sostenedor.

Detalló que hay cinco establecimientos de la Región en toma: Hipólito Salas y el Liceo B-37 de Chiguayante; los colegios República de Brasil y Juan Gregorio Las Heras en Concepción y Luis de Álava en Florida.

En tanto, el colegio Sagrado Corazón de Concepción decidió suspender clases para dar seguridad a sus alumnas, al igual que Amanecer y Adventista de Talcahuano.

Particulares preocupados

El Instituto de Humanidades resultó con su portón dañado, luego que un grupo de cerca de cien escolares de otros establecimientos lo rompiera para exigir a los alumnos participar de la manifestación.

“El miércoles fueron los del Salesiano, nos patearon la puerta, la abrieron y salieron 57 alumnos (…) y hoy (ayer) como a las 11:00 horas llegaron de muchos colegios, patearon la puerta, rompieron el portón, con alto nivel de agresividad, ya no como invitando a los alumnos, sino como imponiendo su participación, diciéndoles que ellos eran privilegiados y que tenían que hacer algo”, dijo Katherine García, presidenta del Centro de Padres del Instituto de Humanidades.

El hecho, que duró 45 minutos, obligó al colegio a solicitar el retiro anticipado de los alumnos y, según García, analizarán el término del año escolar debido al alto nivel de violencia.

Mónica Jiménez, secretaria del Centro General de Padres del Lycée Charles de Gaulle, sostuvo que si bien la turba no ingresó al colegio, recibieron una serie de improperios que alteraron el diario vivir de una comunidad que, según dijo, ha instado a la participación ciudadana. “Francia ha luchado por los Derechos Humanos y sobre todo de los niños. No entendemos el nivel de violencia”, dijo.

El seremi de Educación afirmó que no se puede permitir la violencia en el contexto escolar y afirmó que en el caso que menores sean detenidos o sorprendidos en hechos vandálicos, los padres serían citados a tribunales, lo que podría implicar sanciones, además de las que están incluidas en los reglamentos escolares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here