Exigen ramo de educación ambiental para colegios

0
3

ramo-ambiental-colegios_733x475_acf_croppedExpertos en el tema quieren que la materia se incluya en la malla curricular a nivel de Gobierno.

Por Natalia Heusser. En LA HORA

Si hay algo que destacar en el Día Mundial del Medio Ambiente es lo que ocurre en el Centro Educacional Valle Hermoso, un colegio técnico de Peñalolén que hace ocho años cuenta con la aprobación de GLOBE Nasa Education.

Esta iniciativa pionera invita a los estudiantes a realizar tareas prácticas de registro de la naturaleza, como la medición meteorológica, para contribuir a las investigaciones que lleva la NASA sobre el cambio climático.

A través de este proyecto los profesores aprovecharon de trabajar la protección del medioambiente con actividades como el reciclaje y la elaboración de microhuertos. “Hemos dedicado dos horas pedagógicas semanales al tema medioambiental en primeros y segundos medios. Sería ideal que otros hicieran lo mismo, para generar valores sobre el respeto a nuestra flora y fauna”, señala su directora, Palmira Cosgrove.

Además este colegio público también posee el sello de excelencia medio ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, una calificación que pretende generar hábitos y conductas proclives a la sustentabilidad en jardines infantiles, escuelas, colegios y liceos. “En este momento existen más de 1.200 establecimientos educacionales certificados ambientalmente, los que trabajan en los tres ámbitos de la educación: en lo curricular, en la gestión sustentable del recinto, y en las relaciones que se establecen con el entorno”, explica a La Hora el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.

En el 2015 esta cartera también lanzó la Academia de Formación Ambiental Adriana Hoffmann, que lleva el nombre de una famosa bióloga y botánica chilena (ver recuadro). Con esto busca formar gratuitamente en temas ambientales a docentes y funcionarios municipales y públicos. Pero todos estos esfuerzos de cuidado del medioambiente son optativos y no se le exige a todos los establecimientos del país.

Hace un tiempo que la Organización Greenpeace tiene la iniciativa Hagamos Eco, que ayuda a la ciudadanía a activar campañas ambientales. Una de ellas se llama Nueva Asignatura Educación Ambiental y Ecología y lleva 5.108 firmas de apoyo.

Esta propuesta fue hecha por Ingrid Lobos, profesora de Lenguaje y Comunicación, titulada de la U. Austral de Chile, quien basó su propósito en el desastre sucedido en el Santuario de la Naturaleza del Río Cruces y el fenómeno de la marea roja en Chiloé. “Es elevado el planteamiento, pero creo que tenemos que ser pioneros en esta línea, más que traer experiencias de afuera. Lo de la educación ambiental en los colegios es más que una actividad de reciclaje. No tiene sentido que se eduque de la forma en que lo están haciendo como una simple unidad en los libros de estudio de Ciencias Naturales o creando puntos de reciclaje si día a día vemos cómo las empresas destruyen el entorno”, dice Lobos, quien el viernes entregó este plan al Ministerio de Educación.

Además está en conversaciones con el Colegio de Profesores para crear una base teórica sobre educación ambiental en Chile.

Por su parte Liesbeth Van der Meer, directora ejecutiva de la fundación Oceana, sugiere que la educación ambiental sea incluida en los planes de enseñanza que impulsa el Ministerio de Educación y del Medio Ambiente y que se aplique repartida en asignaturas como ciencias, responsabilidad cívica y geografía. “Lo más importante es que esta temática tenga continuidad en todos los cursos y se inserte en las mallas curriculares”, finaliza.

Qué pasa en otros países

La Educación Ambiental en países europeos lleva varios años. En Portugal se integró a partir de 1986, con la Ley de Bases del Sistema Educativo. En 1977 en Francia se hizo la Carta Constitutiva de la Educación Ambiental que establece la Instrucción General sobre Educación Ambiental de los alumnos franceses en esta materia. En Austria, en tanto, comenzó a implantarse a mediados de los años sesenta y en 1984 se dio inicio un grupo de trabajo en Educación Ambiental, que reúne a todos los ministerios con competencia en el tema.

Otras iniciativas para los colegios

El programa “Juega+” se creó hace ocho años y ha introducido en cinco mil niños conocimientos básicos sobre energías renovables y la importancia de darle un uso eficiente para el cuidado del medioambiente. Hoy esta iniciativa de la empresa Transelec se imparte en once escuelas en diferentes regiones del país, a través de la entrega de un set de materiales didácticos y talleres.

Para que los colegios tengan otro tipo de certificación relacionada a la sustentabilidad existe Aliwen, coordinada por la ONG Alianza para el Desarrollo Sustentable Yo Reciclo. Este plan colabora con establecimientos que desean desarrollarse ambientalmente y que no tienen los medios para conseguir la certificación oficial.

Los esfuerzos nunca son suficientes

La bióloga Adriana Hoffmann destaca los planes del Ministerio de Medio Ambiente sobre educación ambiental, “pero siempre hace falta más. Esos ramos de la academia que lleva mi nombre podrían usarse de manera obligatoria porque los talleres solo los toman aquellos que están interesados. Necesitamos también que se extienda a las universidades”, precisa.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here